“Caminar juntos y agradecer”

Compartir

La canonización de Artémides Zatti, de la Familia Salesiana para el mundo.

Celebración en la Plaza de San Pedro, el domingo 9 de octubre.

Domingo 9 de octubre. Al iniciar la celebración en la Plaza de San Pedro, el cardenal Marcello Semeraro, Prefecto del Dicasterio de las Causas de los Santos, expresa: “Beatísimo Padre, la Santa Madre Iglesia pide que Su Santidad inscriba a los beatos Juan Bautista Scalabrini y Artémides Zatti en el catálogo de los santos y como tal sean invocados por todos los cristianos”. El papa Francisco responde: “Los inscribimos”

En la plaza de San Pedro se funden en un aplauso miembros de la Familia Salesiana de todas partes del mundo. Otros cientos de miles siguen la transmisión en vivo desde sus hogares. Artémides Zatti, el pariente de todos los pobres, es oficialmente santo de la Iglesia católica

Luego de la lectura del Evangelio Francisco profundiza en dos aspectos centrales de los nuevos santos: “El obispo Scalabrini, que fundó una Congregación para el cuidado de los emigrantes, afirmaba que en el caminar común de los que emigran no había que ver sólo problemas, sino también un designio de la Providencia… Por su parte, el hermano salesiano Artémides Zatti fue un ejemplo vivo de gratitud. Curado de la tuberculosis, dedicó toda su vida a saciar las necesidades de los demás, a cuidar a los enfermos con amor y ternura… Lleno de gratitud por lo que había recibido, quiso manifestar su acción de gracias asumiendo las heridas de los demás”.

Cuando concluye la celebración, las imágenes de Zatti y Scalabrini continúan extendidas, “mirando de frente” a la multitud congregada. El pueblo de Dios, que se extiende mucho, pero mucho más allá de aquella plaza, también los mira, confiado en que seguirán intercediendo a su favor.

El papa Francisco con la Familia Salesiana

El día anterior, sábado 8 de octubre, el papa Francisco mantuvo una audiencia con los más de 3000 miembros de la Familia Salesiana que se dieron cita en el Vaticano. Durante el encuentro Francisco trazó un perfil detallado, preciso, puntual y con referencias personales sobre el santo que nació en Italia y gastó su vida en la Argentina.

Papa Francisco hablando a la Familia Salesiana en el Aula Pablo VI.

El Papa inició partiendo de la figura de Zatti como migrante. Recordó que en el contexto de las migraciones del siglo XIX, muchas personas perdieron sus raíces y su fe. Sin embargo, los “Zatti” se mantuvieron fieles. Artémides creció en un excelente ambiente cristiano, señaló. Y explicó que por ese ambiente en el que vivió luego de conocer a los salesianos en Bahía Blanca, Zatti tomó la decisión de hacerse uno de ellos.

Luego el Papa recordó el amor incansable de Zatti por todos los enfermos: “En ese trozo de tierra patagónica se reescribió una página del Evangelio: el Buen Samaritano encontró en él corazón, manos y pasión, sobre todo por los pequeños, los pobres y los pecadores”.

Finalmente, Francisco destacó la figura de Zatti como salesiano hermano coadjutor, describiéndolo como un hombre de comunión, que sabe trabajar con los demás.

Reconocer el regalo de la santidad

La canonización de Artémides Zatti es una enorme alegría para toda la Familia Salesiana: la última había sido la de Domingo Savio en 1954.

Pero también fueron variados los reconocimientos públicos a Zatti. La Secretaría de Culto de la Nación declaró de interés la canonización de Zatti. La Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires hizo lo propio al declararla de “interés legislativo”. Y el Concejo Deliberante de la ciudad de Viedma lo designó como Patrono de la capital rionegrina. Además, clínicas, sanatorios y otros centros de salud tienen ahora a San Artémides como su patrono.

El 11 de octubre, el Rector Mayor, Don Ángel Fernández Artime, le propuso a las más de 2000 presencias salesianas unirse en una gran Eucaristía de acción de gracias por la santidad de Don Zatti. En la Basílica de María Auxiliadora de Turín, Italia, frente a 650 salesianos coadjutores de todas partes del mundo, recordó: La santidad no es una conquista humana, ni un motivo de orgullo, sino la presencia del misterio de Dios que se hace presente entre nosotros”.

Los salesianos Joaquín López Pedrosa y Pedro Narambuena, de la comunidad de Viedma, junto a un grupo de hermanos coadjutores de Eslovenia y su simpático homenaje a Zatti.
Los salesianos Alejandro Jorrat, Federico Salmerón, Manuel Cayo, Ricardo Campoli y Federico Salse, desde temprano en la plaza San Pedro. De fondo, uno de los nuevos santos: Juan Bautista Scalabrini.
Desde Argentina Sur, los salesianos Hugo Díaz, Guillermo Cejas, Hugo Vera y Horacio López. Vera leyó la primer lectura de la celebración.
Hermanos coadjutores de todo el mundo fueron invitados a la celebración. De izq. a der., algunos de Argentina: Isaac Aguilera, Jesús Olarte, Sergio Gauna, Walter Fernández, Adrián Jamardo y Agustín Borzi.
Sábado 8 de octubre. El Rector Mayor, junto al papa Francisco: “Es un regalo celebrar la santidad de un hijo de Don Bosco”.

La transmisión en vivo de la celebración, con los comentarios de los salesianos José Sobrero y Néstor Zubeldía, se encuentra disponible en el canal de YouTube del Boletín Salesiano de Argentina (https://www.youtube.com/watch?v=-8-6_auylno).

Conocé más de la vida de Zatti en zatti.org/.

BOLETIN SALESIANO DE ARGENTINA – NOVIEMBRE 2022

Noticias Relacionadas

Don Zatti, santo

Artémides Zatti es santo. Regalo para el Pueblo de Dios que sufre, cree y confía.

Convocar, proponer, escuchar

Discernimiento comunitario. Los cuatro principios que orientan el discernimiento común y nos acercan a la Palabra de Dios y la Tradición de la Iglesia.

Zatti no es importante

Tras la canonización de Zatti. La celebración del 9 de octubre como el punto de partida para conocerlo, y que no debemos dejar desaparecer.

Don Zatti, la aventura de sanar

Zatti, la aventura de sanar. La canción creada por los hermanos Stefan Crescia e Isaac Aguilera tras la canonización de Artémides Zatti.