“Diamantes ocultos”

Compartir

Un libro del Dicasterio de Pastoral Juvenil, que recoge el sueño de 200 chicos y chicas de todo el mundo.

Una de las características que identifica a Don Bosco es su capacidad de soñar. Los sueños son para él una manera de comunicarse con Dios y también de proyectar el futuro, incluso en las condiciones más adversas. 

Este año toda la Familia Salesiana celebra el bicentenario del sueño de los nueve años, tal vez el más importante en la vida de Don Bosco. Por eso, en este marco se presentó el libro “Diamantes ocultos”, una publicación que recupera el sueño de 200 chicos y chicas de todo el mundo.

“Hemos querido interpelar a los jóvenes del mundo con una pregunta muy simple, pero existencial: ‘¿cuál es el sueño de tu vida?’, explicó el Consejero General para la Pastoral Juvenil, el padre Miguel Ángel García Morcuende. “Y hemos recibido sueños de chicos y chicas de las casas de las Hijas de María Auxiliadora y de los Salesianos de Don Bosco provenientes de todos los continentes. Son jóvenes de noventa y cuatro países que cuentan cómo quieren realizar su sueño y cómo piensan superar las condiciones más difíciles”.

Entre los muchos sueños, los jóvenes han expresado algunos como: ser realmente escuchados y comprendidos en sus expectativas de vida, en su manera de ver el mundo y de moverse en él; experimentar un Dios cercano, realmente encarnado y vivo en las situaciones humanas; sentirse aceptados por la Iglesia y por las presencias salesianas tal como son, sin tener que forzar sus maneras de ser; seguir su propia vocación, los caminos para descubrirla y su fe en lo esencial; construir su propio proyecto profesional, a pesar de las incertidumbres y las preguntas de las transformaciones sociales, políticas y tecnológicas; la confianza en el esfuerzo personal y en el apoyo de la familia como condiciones fundamentales para mejorar su vida y acercarse a la edad adulta; ser adultos de referencia, apasionados, claros, determinados con su propia vida y guías en su proceso; valorar el contexto en el que viven con acciones concretas, a través de formulaciones nobles como ser capaces de ayudar a los demás.

“Son sueños maravillosos que anuncian un mundo más bello y más humano. Hagamos nuestros los sueños de los jóvenes y tendremos un mundo que huele a una verdadera primavera”, afirma el padre Joebeth Vivo, miembro del sector para la Pastoral Juvenil de los Salesianos de Don Bosco.

“Los jóvenes persiguen certezas que a menudo el mundo de los adultos no ha sabido proponer. Sin embargo, los jóvenes están aquí: valientes y listos. Sueños, proyectos, empresas, programas y aventuras: ¡son cosas hermosas, importantes, preciosas como diamantes!”, expresa Antonella Sinagoga, también parte del equipo responsable de la publicación.

El padre García Morcuende concluye: “El sueño es una categoría antropológica y existencial que nos permite hoy encontrar interés por la existencia, cercanía al otro y coraje para emprender la ardua tarea de construir un mundo mejor. Nuestros jóvenes han expresado la necesidad de alguien que les invite a mirar más allá de la ventana de su dormitorio o de sus aulas, a ponerse de pie y atarse los zapatos. Hemos dejado de hacer historia porque hemos dejado de soñar”.

Además la publicación cuenta con los prólogos del Rector Mayor, Cardenal Ángel Fernández Artime, y de la Madre General de las Hijas de María Auxiliadora, Madre Chiara Cazzuola, así como la introducción del Consejero General para la Pastoral Juvenil, padre García Morcuende.

El volumen, que también se producirá en versión impresa, ya es posible admirarlo en la versión digital accesible aquí.

Fuente: ANS –  Agencia de Noticias Salesianas

Noticias Relacionadas

“Estos son mis hijos”

Jóvenes. Para aprender a mirar diferente tenemos a la mejor Maestra.

Este es nuestro campo

Jóvenes. Soñar es crear condiciones para la vida.

Un futuro con oportunidades

Por los Jóvenes. En los centros de formación profesional y capacitación laboral salesianos, cientos de jóvenes en todo el país están aprendiendo un oficio.

Santino: un pibe como cualquiera

Historia con sentido. Soñar en grande y trabajar para conseguirlo.