«La belleza de las cicatrices»

Compartir

Lo que te da terror, de Gabo Ferro

Por Diego Coronel
diegocoronel@hotmail.com

Lo que te da terror

Lo que te da terror te define mejor
No te asustés, no sirve, no te escapés, volvé
Volvé, tocá, miralo dulcemente esta vez
Que hay tanto de él en vos
Pero hay más de vos en él

¿Dónde queda lo que crees?
¿Dónde queda lo que ves?
¿Dónde se irá, si se va?
¿Dónde se fue?
¿O será que ya no está?

Si hay Dios, si hay amor, si hay vida después
Si hay mundo, si hay hoy
Hay mañana, hay tal vez
Si hay ayer, si hay recuerdos
Si hay de haber o hay de doler

Cómo, cuándo, dónde
Quién fue, para quién será
Quién ha sido y por qué el frío
La pasión, la vejez, el amo, el esclavo
Y el dolor de reconocerse

Atado, golpeado, libre
Liberado, culpable, culpado
Al frente, al costado de quien no se larga
Por miedo a quedarse solo, abandonado

Hay miedos que espantan, que van a volver
Hay otros que están pero van a ceder
Hay riqueza, hay pobreza, hay hambre y tanto
Que un verso no alcanza para decir cuánto

Si vuelve, si va, si queda o si está
Si recuerda a veces o va a recordar
Si vive con alguien, si ha muerto con alguien

Si está… Si está (…)

Artista: Gabo Ferro
Álbum: La aguja tras la máscara (2011)

Gabo Ferro nos regala esta maravillosa canción que nos pone frente a nuestros propios espejos. De una manera muy bella y simple su mensaje nos enfrenta a nuestros límites y temores para descubrir así la potente y transformadora capacidad que habita en cada uno de nosotros. Reconociendo la belleza de nuestras heridas y cicatrices construimos sentido, recreamos la vida.

Cuando los dolores de determinadas situaciones nos atraviesan el miedo se apodera de nosotros y el terror de lo incierto nos paraliza. Sin embargo, en el encuentro con nuestros propios abismos algo nos hace más fuertes y descubrimos esa capacidad de ser “artesanos” de lo propio. 

“Lo que te da terror, te define mejor, no te asustes, no sirve, no te escapes”. Qué difícil resulta y qué necesario es acercarnos a tocar la propia herida, abandonar la necesidad de tener que estar “siempre bien”, siempre arriba, y permitirme estar donde estoy, sentir lo que siento, vivir aquello que hoy me atraviesa.

Una canción para animarse a eso que está ahí, que duele y que no me deja avanzar; para recibirlo, amarlo y poder mutar hacia aquello que me trae más vida. Así, de esa manera, esta hermosa canción nos regala pistas para encontrar los caminos que me permiten redescubrirme, encontrarme con las respuestas y las preguntas que llevan a esos lugares de mi “ser-desconocido”, poco frecuentado, para traerlos, volver a conversar con ellos y amigarme-aceptarme. 

Amorosamente interpelados por aquello que nos “da terror”, que nos asusta, pero que habla de nosotros más de lo que creemos. 

Gabo Ferro cuenta con una larga y riquísima carrera llena de canciones a descubrir. Melodías claras, letras de gran profundidad, llenas de pequeñas entradas e invitaciones personales a recorrer. Este año, en el mes de octubre, con mucho dolor recibimos la noticia de su partida. La riqueza de su arte nos seguirá acompañando.


Preguntas para seguir pensando:

¿Cuáles son esos dolores que estoy atravesando o atravesé? 

¿Reconozco aquello que me dejaron?

¿Dónde queda lo que creés frente a esa experiencia?

BOLETIN SALESIANO – NOVIEMBRE 2020

«La belleza de las cicatrices»

Compartir

Lo que te da terror, de Gabo Ferro

Por Diego Coronel
diegocoronel@hotmail.com

Lo que te da terror

Lo que te da terror te define mejor
No te asustés, no sirve, no te escapés, volvé
Volvé, tocá, miralo dulcemente esta vez
Que hay tanto de él en vos
Pero hay más de vos en él

¿Dónde queda lo que crees?
¿Dónde queda lo que ves?
¿Dónde se irá, si se va?
¿Dónde se fue?
¿O será que ya no está?

Si hay Dios, si hay amor, si hay vida después
Si hay mundo, si hay hoy
Hay mañana, hay tal vez
Si hay ayer, si hay recuerdos
Si hay de haber o hay de doler

Cómo, cuándo, dónde
Quién fue, para quién será
Quién ha sido y por qué el frío
La pasión, la vejez, el amo, el esclavo
Y el dolor de reconocerse

Atado, golpeado, libre
Liberado, culpable, culpado
Al frente, al costado de quien no se larga
Por miedo a quedarse solo, abandonado

Hay miedos que espantan, que van a volver
Hay otros que están pero van a ceder
Hay riqueza, hay pobreza, hay hambre y tanto
Que un verso no alcanza para decir cuánto

Si vuelve, si va, si queda o si está
Si recuerda a veces o va a recordar
Si vive con alguien, si ha muerto con alguien

Si está… Si está (…)

Artista: Gabo Ferro
Álbum: La aguja tras la máscara (2011)

Gabo Ferro nos regala esta maravillosa canción que nos pone frente a nuestros propios espejos. De una manera muy bella y simple su mensaje nos enfrenta a nuestros límites y temores para descubrir así la potente y transformadora capacidad que habita en cada uno de nosotros. Reconociendo la belleza de nuestras heridas y cicatrices construimos sentido, recreamos la vida.

Cuando los dolores de determinadas situaciones nos atraviesan el miedo se apodera de nosotros y el terror de lo incierto nos paraliza. Sin embargo, en el encuentro con nuestros propios abismos algo nos hace más fuertes y descubrimos esa capacidad de ser “artesanos” de lo propio. 

“Lo que te da terror, te define mejor, no te asustes, no sirve, no te escapes”. Qué difícil resulta y qué necesario es acercarnos a tocar la propia herida, abandonar la necesidad de tener que estar “siempre bien”, siempre arriba, y permitirme estar donde estoy, sentir lo que siento, vivir aquello que hoy me atraviesa.

Una canción para animarse a eso que está ahí, que duele y que no me deja avanzar; para recibirlo, amarlo y poder mutar hacia aquello que me trae más vida. Así, de esa manera, esta hermosa canción nos regala pistas para encontrar los caminos que me permiten redescubrirme, encontrarme con las respuestas y las preguntas que llevan a esos lugares de mi “ser-desconocido”, poco frecuentado, para traerlos, volver a conversar con ellos y amigarme-aceptarme. 

Amorosamente interpelados por aquello que nos “da terror”, que nos asusta, pero que habla de nosotros más de lo que creemos. 

Gabo Ferro cuenta con una larga y riquísima carrera llena de canciones a descubrir. Melodías claras, letras de gran profundidad, llenas de pequeñas entradas e invitaciones personales a recorrer. Este año, en el mes de octubre, con mucho dolor recibimos la noticia de su partida. La riqueza de su arte nos seguirá acompañando.


Preguntas para seguir pensando:

¿Cuáles son esos dolores que estoy atravesando o atravesé? 

¿Reconozco aquello que me dejaron?

¿Dónde queda lo que creés frente a esa experiencia?

BOLETIN SALESIANO – NOVIEMBRE 2020

Noticias Relacionadas

Ser grande desde chico

La piel de la memoria. Libro. A través de la voz de Kalil Mtube, un niño de once años, el escritor repasa las duras condiciones de vida de las infancias del mundo.

“Buscar una cosa es siempre encontrar otra”

Enola Holmes, de Netflix. Una chica de 16 años vive en Inglaterra en una época de grandes movimientos revolucionarios. La desaparición de su madre la impulsará a vivir una aventura.

Síntesis de esperanzas

Los días felices, de Ella es tan cargosa. Es un momento difícil y atípico el que nos toca vivir, pero está en cada uno de nosotros hacer del día, un día único.

Algo que ver

Así nos ven. ¿Cómo se reconstruye una vida interrumpida por un error ajeno?