Líderes de diferentes religiones firman un documento contra la esclavitud

Compartir

Ha sido un hecho histórico la convocatoria dirigida a líderes de las principales religiones que ayer, 21 de julio, se reunieron en el Vaticano con el objetivo de tomar una postura ante las formas modernas de esclavitud, coincidiendo además con el Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud. El evento se desarrolló en la sede de la Academia Pontificia de las Ciencias en el Vaticano donde se celebró la ceremonia de la firma de la Declaración de los Líderes Religiosos contra la esclavitud.

Se trata de un acto que sigue al acuerdo firmado el 17 de marzo en el Vaticano, que estableció el Global Freedom Network para erradicar -de aquí al 2020- las formas modernas de la esclavitud y la trata de personas. Con el Papa Francisco, también han firmado representantes de las iglesias ortodoxa, anglicana, y representantes judíos, musulmanes, budistas e hindúes.

“Inspirados por nuestras confesiones de fe hoy nos hemos reunido con motivo de una iniciativa histórica y de una acción concreta: declarar que trabajaremos juntos para erradicar el terrible flagelo de la esclavitud moderna en todas sus formas. La explotación física, económica, sexual y psicológica de hombres, mujeres y niños y niñas actualmente encadena a decenas de millones de personas a la deshumanización y a la humillación – dijo el Papa en su discurso–. Cada ser humano, hombre, mujer, niño, niña es imagen de Dios, Dios es Amor y libertad que se dona en relaciones interpersonales, así cada ser humano es una persona libre destinada a existir para el bien de otros en igualdad y fraternidad. Cada una, y todas las personas, son iguales y se les debe reconocer la misma libertad y la misma dignidad. Cualquier relación discriminante que no respete la convicción fundamental que el otro es como uno mismo constituye un delito, y tantas veces un delito aberrante”.

“Por eso, declaramos en nombre de todos y de cada uno de nuestros credos que la esclavitud moderna, en término de trata de personas, trabajo forzado, prostitución, explotación de órganos, es un crimen de lesa humanidad. Sus víctimas son de toda condición, pero las más veces se hallan entre los más pobres y vulnerables de nuestros hermanos y hermanas”.

La Declaración firmada por los Líderes Religiosos:

“Los aquí firmantes estamos reunidos hoy aquí en pro de una iniciativa histórica, que tiene por objeto inspirar a todos los credos y a las personas de buena voluntad de todo el mundo a llevar adelante acciones tanto espirituales como prácticas con el fin de llegar al año 2020 habiendo erradicado las formas modernas de esclavitud de una vez y para siempre y en todo el Planeta.

A los ojos de Dios cada ser humano, sea niña, niño, mujer o hombre, es una persona libre, y está destinado a existir para el bien de todos en igualdad y fraternidad. Las formas modernas de esclavitud, tales como la trata de personas, el trabajo forzado, la prostitución, el tráfico de órganos, y toda relación que no respete la convicción fundamental de que todas las personas son iguales y tienen la misma libertad y la misma dignidad, constituye un delito grave de lesa humanidad.

Nos comprometemos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance dentro de nuestras comunidades de fe y más allá de ellas para trabajar juntos, en pro de la libertad de todos los que son víctimas de la esclavitud y la trata de personas, y en aras de la recuperación de su futuro. Hoy contamos con la posibilidad de poner nuestra conciencia, nuestra sabiduría, nuestra innovación y nuestra tecnología al servicio de la concreción de este imperativo humano y moral”.

 

Fuente: www.ciudadnueva.org.ar

Noticias Relacionadas

El sol siempre sale

Nota de tapa. Desde la obra de Don Bosco se abren oportunidades de educación y trabajo a partir del desarrollo de las energías renovables.

“Pensar la vuelta, pensar de vuelta”

Nuevo libro del salesiano Ariel Fresia. Límites y posibilidades de la escuela frente al cambio, en el contexto de la pandemia.

Lo urgente y lo importante

Elecciones 2021. Trabajo, protección social, medioambiente, salud, educación: las elecciones legislativas, una oportunidad para debatir algunos de los “grandes temas”.

“Septiembre siempre llega”

Los irrecuperables, disponible en Vimeo. El 16 de septiembre es el Día de los Derechos de los Estudiantes Secundarios: hacer memoria sobre nuestro pasado reciente.