La familia, con humor

Compartir

Mamá se fue de viaje
Argentina, 2017
Dirección: Ariel Winograd

¿Qué tiene esta película argentina que en apenas un mes superó el millón de espectadores? Quizás los ingredientes necesarios: la difícil problemática familiar narrada con buen humor.
Muchas veces sucede que valoramos lo que tenemos una vez que lo perdemos: esto es lo que le sucede a una familia cuando la madre (Carla Peterson) decide tomarse unas vacaciones. El padre (Diego Peretti), junto a sus cuatro hijos, tiene que arreglárselas para salir adelante,para estar al frente de la crianza de los chicos por primera vez.
Con un lenguaje simple y directo,el film refleja el día a día de una familia argentina que se reparte entre el trabajo, la escuela, las nuevas tecnologías y la convivencia: todo se vuelve una invitación para pensar que la vida transcurre y frecuentemente nos perdemos de disfrutar y valorar la presencia cotidiana de nuestros seres queridos, sus alegrías y sus penas.
“Decime tres cosas que de verdad me gustan”así “primerea” la hija adolescente a su padre para saber si realmente la conoce. Muchas veces, la vida acelerada en la que estamos sumergidos no nos permite tomarnos el tiempo para conocernos realmente y saber qué nos está pasando. En la era de las redes sociales, estamos profundamente “des-socializados”.Y si no existe comunicación, menos aún podemos pensar en expresar nuestros sentimientos más profundos. No contamos con ámbitos para hacerlo.
El cariño y el interés por el otro se deben manifestar con gestos concretos. “No basta amar a los jóvenes, sino que se deben dar cuenta que son amados”, repetía Don Bosco a sus salesianos. Hoy necesitamos valorarnos y escucharnos. Tenemos necesidad de decirles a los otros cuánto nos importan y que no nos imaginamos nuestra vida sin ellos.
Mamá se fue de viaje no sólo es una buena comedia, sino que es también una invitación a reflexionar sobre la importancia de la familia. “La alegría del amor que se vive en las familias es también el júbilo de la Iglesia”:así comienza una de sus cartas el papa Francisco, y bien podría ser una clave para acercarse a esta película que estamos invitados a disfrutar… en familia.

Para seguir pensando:

  • ¿Cuánto tiempo dedicamos a escucharnos en familia?
  • ¿Cuántas veces estamos dispuestos a abrir los ojos para ver lo que le pasa al de al lado?
  • ¿Por qué creés que muchas veces nos agrada más mirar una pantalla antes que un rostro?

Enviado por Lucas Vilte, sdb * • lvilte@donbosco.org.ar
Boletín Salesiano, octubre 2017

* Realizado por jóvenes de la Residencia Universitaria Salesiana de la ciudad de Córdoba: Luciana Caprini, María José Sosa, Sofía Brusa y Agustín Vega

Noticias Relacionadas

Es responsabilidad de todos

Playlist. Video. Nuestro Planeta, una serie para conocer las maravillas de nuestro planeta y sus ecosistemas.

No la dejemos afuera

Liturgia. Los jóvenes que participan de la vida de la Iglesia piden celebraciones vivas y bellas.

Algo que ver

Así nos ven. ¿Cómo se reconstruye una vida interrumpida por un error ajeno?
00:02:23

De patas cortas

Tell me who I am. Netflix. Si perdieras la memoria, ¿en quién confiarías como intérprete de tus recuerdos? Y si tuvieras que ser ese intérprete, ¿contarías toda la verdad?