Francisco inició su viaje a México

Compartir

El papa Francisco comenzó esta mañana el 12º viaje internacional de su pontificado. El destino es México, aunque antes de llegar hará una escala de tres horas en La Habana, donde se encontrará con el patriarca ruso Kirill.

El avión de Alitalia despegó a las 8.20 de Roma (4.20 de Argentina) rumbo a La Habana, donde el pontífice será recibido por el presidente Raúl Castro y luego mantendrá una reunión con el líder religioso ruso.

Esta misma tarde, luego del encuentro y de la firma de una declaración conjunta, el Obispo de Roma seguirá su viaje rumbo a México donde será recibido a la noche por el presidente Enrique Peña Nieto en el aeropuerto del DF.

«En México miraré a los ojos de María y le suplicaré que no deje de mirarnos con misericordia. A Nuestra Madre confío desde ahora mi viaje», escribió Francisco en Twitter antes de subir al vuelo.

Mañana, Francisco visitará a la Virgen de la Guadalupe y luego dará misas en varias ciudades, como Morelia y Chiapas.

Su visita terminará el miércoles 17 con una homilía en Ciudad Juárez, que será seguida también en El Paso, la ciudad estadounidense que se encuentra a pocos metros de la frontera.

Sin lugar a dudas el viaje del Papa despierta gran expectativa y emoción entre los fieles mexicanos y por estas horas nadie duda de que estará plagado de signos y símbolos que serán cruciales. Entre las actividades que llevará a cabo Francisco se destacan la misa que celebrará a metros de la valla metálica que separa México de Estados Unidos, con fieles escuchándolo a ambos lados; la visita a Estados arrasados por el narcotráfico, la extorsión, los secuestros y las desapariciones; y el encuenro con los indígenas discriminados de Chiapas y las masas del empobrecido suburbio de Ecatepec.

México es el país de habla hispana con más católicos del mundo (100 millones) y donde proliferan las periferias sociales que el Obispo de Roma quiso poner en el centro de la atención mundial por lo menos durante su pontificado.

En este sentido Francisco visitará Ecatepec, Morelia y Ciudad Juárez, sitios dominados por diversos carteles, pero también por grupos de autodefensa, y castigados por la violencia, la pobreza, la corrupción, los asesinatos de periodistas y sacerdotes, la extorsión, los femicidios y la trata de personas. Abordará especialmente la cuestión indígena y de la pobreza -una constante en este país con una profunda brecha entre ricos y pobres, de más de 125 millones de habitantes- cuando vuele a la frontera sur, en el estado de Chiapas, donde no podrá obviar el tema de la migración de miles de centroamericanos que a través de México intentan llegar a Estados Unidos, la tierra prometida.

también hay inmensa expectativa por lo que dirá el Papa puertas adentro. Desde hace días que se dice que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), está nervioso por una visita que pondrá a su país bajo los reflectores del planeta.

En México el Estado es acusado de connivencia con el narcotráfico. Hace unos días fue hallada muerta una periodista, Anabel Flores Salazar, en Veracruz (donde desde 2000 hasta hoy asesinaron a 16 cronistas), y sigue sin respuesta la desaparición, en septiembre de 2014, de los 43 estudiantes de Iguala.

Amnistía Internacional advirtió que el Papa encontrará en México una crisis «epidémica» de desapariciones, torturas y asesinatos y una de las situaciones más graves en materia de derechos humanos en todo el continente.

El abrazo tan esperado

En Cuba, Francisco se dará un esperadísimo abrazo con el patriarca ortodoxo de Moscú, Kirill.

El gesto marcará el principio de una nueva etapa entre la Iglesia Católica y la Ortodoxa, separadas desde el gran cisma de 1054. Será el primer encuentro de la historia entre un primado católico y uno ortodoxo ruso. En este encuentro se espera que ambas personalidades avancen en algunos puntos en común, como la necesidad de estar unidos ante la persecución y el asesinato de cristianos por la violencia fundamentalista islámica, el cuidado del ambiente y la defensa de la familia.

Fuentes: aica y La Nación

Noticias Relacionadas

Hacia un “nosotros” cada vez más grande

Familia Salesiana. Durante el 2020, en América el flujo de migrantes superó los 70 millones de personas. La Obra de Don Bosco les ofrece respuestas concretas.

Llámenme padre y seré feliz

Fe, vida entregada por los jóvenes más pobres y sumar esfuerzos con quienes trabajan...

Un pibe santo

El 6 de mayo la Familia Salesiana celebra la fiesta de Domingo Savio. Un...

Y responsables

¿Cómo puede ser —nos preguntamos— que la gente sea tan poco empática? ¿Es que...