El mejor homenaje para el mejor amigo

Compartir

Esta historia comienza el 9 de enero pasado, a las 16.45, cuando Nicolás Ellena sufrió el impacto de un rayo mientras veraneaba en las playas de Villa Gesell; a pesar de los esfuerzos de los vecinos y familiares presentes nada se pudo hacer y Nicolás falleció prácticamente en el acto.
En su momento el hecho conmocionó a todo el país, ya que además, en la misma desgracia, perdieron la vida otros tres jóvenes. Sin embargo algunos meses después, y lejos de las cámaras de televisión, y de las crónicas periodísticas, sus amigos todavía recuerdan a Nicolás. Por ello y en memoria de su amigo decidieron fundar un equipo de vóley con su apellido como estandarte; así surgió Ellena Vóley, un combinado que participa en la Liga de Voleibol Platense.
Nicolás de 19 años, era oriundo de 9 de julio, y desde hacía un par de años se encontraba estudiando Ingeniería en la ciudad de La Plata. Su gran pasión deportiva la constituía sin lugar a dudas el vóley. Incluso en su nueva locación continuó practicando el deporte ya como jugador del club Universitario y llegó a integrar el equipo sub 21. Justamente de esa pasión nace la idea de sus amigos de formar un equipo a modo de homenaje.
Jerónimo Orlando, uno de los promotores de la iniciativa comenta que alguna vez soñaron este proyecto con Nicolás, el año pasado, pero su trágica muerte y sobre todo el deseo de recordarlo fue lo que los terminó convenciendo de llevarla a cabo.

Como particularidad todos los integrantes del equipo además del nombre y apellido de su amigo llevan a modo de logo un ángel alado en la posición de un jugador en pleno remate. “Creo que la mejor manera de homenajear a Nico era seguir adelante con la idea del equipo y jugar en su nombre, ya que el vóley era su gran pasión”, cuenta Lucas Martínez también oriundo de 9 de Julio y uno de los mejores amigos de Ellena. “Desde donde se encuentre Nico creo que nos guía en la cancha”, continúa diciendo Martínez a lo que agrega que “eso es lo que sentimos todos cuando entramos a disputar cada partido”.

Todos los integrantes del equipo y amigos de Nicolás coinciden en definirlo como «un amigo bárbaro adentro y afuera de la cancha, un amigo de fierro, que estaba siempre en los momentos buenos y malos sin importar las circunstancias”. Incluso quienes lo conocían desde que vivía en 9 de julio agregan que también era muy querido por todo el pueblo: “salía a la calle y todos lo saludaban, porque era así alegre, divertido, una gran persona”.
Casualmente hace un par de fechas a Ellena Vóley le tocó enfrentar al equipo donde juega el papá de quien era la novia de Nicolás, que también estuvo ese día en Villa Gesell. “Fue algo muy emocionante tanto para nosotros como para él. Al final del partido vino, nos abrazó y nos dio aliento para que sigamos adelante”.
Una historia que conmueve y que invita a aprender una vez más de los jóvenes.

Fuente: www.eldia.com.ar

Noticias Relacionadas

Nadie es huérfano en esta tierra

Plegarias, de Nicki Nicole. En la cultura del descarte, donde el otro parece indiferente, Nicki Nicole canta: “Buscáme”. ¿No debería ser esa nuestra respuesta?

Volver a estar juntos

Nota de tapa. Las puertas de los patios vuelven a abrirse y desatan la alegría: jóvenes que educan a otros jóvenes. Eso lleva la firma de Don Bosco. Y vos estás invitado.

Buscando su lugar en el mundo

Pastoral juvenil. Parroquias, oratorios, centros juveniles, universidades, escuelas, ¿son los únicos lugares para el encuentro de los jóvenes con Dios?

Más que mil palabras

Los memes de Internet. Son muy contagiosos y su principal objetivo es propagarse: ¿qué nos dicen sobre nuestra forma de comunicarnos?