Quiero ser tu acompañante…

Compartir

Motivos by Abel Pintos on Grooveshark

[one_fourth]
Imprimir
[/one_fourth]
[three_fourth last=last]
AUTOR
Abel Pintos
DISCO
Abel  (2013)
[/three_fourth]

 

 
Motivos

 Y si te cuento los motivos
 que tengo hoy para vivir.
 ¿Cómo te explico lo esencial de tu existencia para mí?
 
 Llevas la luz de mi bandera
 y el don de la sinceridad.
 Confío más en vos que en todo lo que pueda imaginar.
 
 No me importa para dónde vas,
 yo voy sin mirar atrás
 si te tengo por delante.
 Cuando quieras caminar
 no me importa dónde vas,
 quiero ser tu acompañante.
 
 A veces pierdo los sentidos,
 pensando el tiempo de partir
 No quiero irme de este mundo con mil cosas por decir.
 
 Y sin pecar de loco ni atrevido,
 yo te elijo mi destino y mi camino por seguir.
 Si ya anduve solo demasiado,
 quiero vivir a tu lado lo que quede por vivir.
 
 Y andar andando por andar,
 por un camino sin final.


Un nuevo inicio de año, un nuevo camino que espera ser recorrido. Ya no es un tiempo de balances o de evaluaciones, sino que trae una mochila llena de proyectos, expectativas, sueños y horizontes a los que deseamos llegar. Elecciones, cambios, dudas y certezas. Todo nos queda por delante. Y en cada paso que damos vamos encontrando distintas motivaciones que nos impulsan a elegir, a decir sí a esto y no a aquello. Son los motivos profundos de nuestras acciones los que les dan color, sabor y sentido a cada uno de nuestros proyectos.

Es interesante poder pensar cuáles son esas motivaciones. La experiencia de acompañamiento que vivió Don Bosco fue tan vital en su vida, que luego se convirtió en un pilar de su espiritualidad. Le permitió encontrar un profundo sentido a cada paso que daba. La espiritualidad de Don Bosco se alimentaba diariamente con lo compartido en el patio, junto a sus chicos, su tierra sagrada. Cada encuentro era una gran oportunidad de acompañamiento mutuo, una posibilidad única de compartir caminos, sueños y destinos. De esta manera Don Bosco entendía la cercanía con Dios, en el encuentro con el otro, por lo cual siempre que hablemos de acompañamiento salesiano, estaremos hablando también de espiritualidad salesiana.

La canción “Motivos” de Abel Pintos nos propone vivir una experiencia de acompañamiento, planteada como una fuerte opción que requiere de entrega, amor, compromiso. “Y sin pecar de loco ni atrevido, yo te elijo mi destino y mi camino por seguir”. Es un privilegio que como educadores salesianos iniciemos un nuevo año eligiendo una vez más ser acompañantes, desde un lugar de humildad, haciendo de nuestro proyecto de vida un aporte a la vida de otros, sobre todo atendiendo a la vulnerabilidad y desprotección que rodean a tantos niños y jóvenes. Cuántas veces nos hemos preguntado “¿qué estoy haciendo acá a esta hora? ¿por qué un sábado a la noche estoy preocupado por este pibe?”. La espiritualidad que vivió Don Bosco y que nos transmite implica hacerse cargo sentidamente de la vida del otro.

“Confío más en vos que en todo lo que pueda imaginar, yo voy sin mirar atrás, si te tengo por delante”… aquí se plantea el vínculo de confianza que hace posible el acercamiento al otro.

Que en este 2014 podamos hacer propia la experiencia del acompañante y sigamos buscando ser fieles a aquellos que hoy, más que nunca, nos necesitan. ¡A salir al encuentro!

 

[bd_table]

Para reflexionar:
¿Cuáles son las motivaciones que orientan nuestras opciones y proyectos?
¿Qué es para nosotros ser acompañante? ¿Encontramos en nuestra vida espacios para poder compartirla con otros?
¿En momentos de dificultad, nos permitimos ser acompañados por otro?

[/bd_table]

Noticias Relacionadas

¡Mi Esperanza de manos abiertas!

Playlist. Música. Esperanza, de Silvina Moreno. Un ejercicio que transforma, un profundo acto de fe.

Con todas las letras

Díselo a la vida, de Rafa Romera. ¿Qué cosas importantes tenemos para gritarle a la vida?

“Ese” gran tesoro

Eso que tu me das. Jarabe de Palo. ¿A quién le querés agradecer? ¿A quién le dirías “ahora sé que no estoy solo, ahora te tengo a ti amigo mío, mi tesoro”?

Volver a encontrarnos

Aquellos momentos en donde la vida, la rutina y lo cotidiano se encuentra desorganizado....