¿Lo reconocemos?

Compartir

Una misteriosa figura aparece en Siria, que será difícil no identificar con la persona de Jesús: las respuestas quedan abiertas para el espectador.

Mesias
(Netflix, 2020)
+16 años

Por Diego Coronel

Netflix estrenó en enero la serie Mesías, que no llega desprovista de escándalos, polémicas y críticas. Sin embargo, esta historia de diez capítulos nos regala muchos interrogantes interesantes que nos ayudan a pensarnos, mirarnos y descubrir cómo las formas en que reaccionamos a estas propuestas a veces reflejan nuestras formas de vivir y pensar la fe.

Al Masih (Mehdi Dehbi), misteriosa figura que aparece de improviso en Siria, en medio de conflictos bélicos que tienen a un grupo extremista como principal responsable, va a captar rápidamente la atención de los medios de comunicación y su mensaje no tardará en sembrar la duda sobre su origen e identidad. 

Con un discurso diferente, “difícil de etiquetar”, desde una mirada actual y sin aparentes intereses políticos o económicos, será difícil no identificarlo a la persona de Jesús y a una eventual “segunda venida a la tierra”. Todo este cóctel generará un escándalo de dimensiones internacionales en torno a este posible “Mesías”, que no dejará afuera condimentos políticos, milagrosos y alguna que otra persecución.

¿Somos capaces de reconocer al Jesús que camina en medio nuestro? ¿Qué idea tenemos de Él como salvador? ¿Qué esperamos ver realmente cuando buscamos a Dios? 

La serie va recorriendo capítulo a capítulo éstos y otros interrogantes, y las respuestas quedan abiertas para el espectador, que queda invitado en cada esquina del argumento a superar la “crítica automática” y a poder sacar algo nuevo de la reflexión.

Distintas miradas y concepciones de lo “religioso” se van cruzando y van entrando en crisis frente al personaje principal. Lo cultural, geográfico y político, las ambiciones personales, los sueños de superación y libertad de los personajes juegan un papel determinante en la construcción de aquello en lo que creemos.

¿Es posible que nuestra manera de vivir la religiosidad pueda dar respuestas y contener los interrogantes que plantea la realidad actual? 

Mientras más nos vamos metiendo en la historia, más dudas y preguntas se van planteando. ¿Somos capaces de reconocer lo importante de este tiempo que nos toca vivir? ¿o estamos todos mirando y viviendo nuestra propia película? 

Quizás todo sea más simple, quizás todo es más sencillo, y en este hermoso proceso de ir descubriéndonos y descubriéndolos podamos ir abriendo las puertas que nos conduzcan hacia una auténtica experiencia de lo Sagrado.

BOLETIN SALESIANO – MAYO 2020

Noticias Relacionadas

Dejar de patear para afuera

El poder de la música . La canción de Lisandro Aristimuño y Wos que denuncia los problemas sociales.

A la vista de todos

Educación sexual. La comunicación con los jóvenes como base fundamental.

“Yo te lo mando, pero no lo compartas…”

Un tipo de violencia silenciosa Cómo acompañar y prevenir la difusión de imágenes íntimas sin consentimiento.

Sin fronteras para la generosidad

El mensaje del Rector Mayor. Veinticinco misioneros salesianos partirán a diferentes lugares del mundo para continuar la profecía de Don Bosco.