La misma bandera

Compartir

 

Tu enemigo

Bajo la sombra gris de otra montaña,
bebiendo sin permiso de otro río,
alimentando al monstruo de la rabia:
tu enemigo.
Que viene a tu país a profanarte,
que pisa la ciudad sin tu permiso,
que sacará tus cosas a la calle:
tu enemigo.

Si estos idiotas supieran
que yo soy el hombre más rico del mundo,
así, viviendo de tus abrazos.
Olvidaron que el hombre no es más que un hombre,
que tus manos son mi bandera
y que tengo de frontera una canción.

No me preguntes para qué he venido,
pregúntate, mejor, cómo has llegado,
puede que seas el hijo de algún hijo…
de un esclavo.

Ven y háblale de frente a tu enemigo,
culpable del amor, trabajo y tierra,
culpable de vivir en el camino
por tu guerra.

Intérprete: Pablo López ft. Juanes

Álbum: El mundo y los amantes inocentes (2015)

Lo extraño, lo desconocido, lo que nos resulta ajeno, a menudo nos asusta o no podemos comprenderlo. Y lo que no entiendo, no lo acepto. Podemos asociar esta postura a una falta de empatía, de tolerancia o simplemente, de amor. Es el amor lo que nos permite bancar, estar, hacer el aguante, medirnos otros zapatos e intentar caminar juntos a la par. Solo con amor logramos observar sin juzgar, más de cerca, embarrados, el mate en una mano, el corazón en la otra.

Pero… ¡qué difícil se vuelve todo sin amor! O sin Dios, que es lo mismo… Ante sus ojos misericordiosos, no existe diferencia alguna. Somos todos hijos, todos cuidados, todos queridos con especial predilección.

Y sin embargo, aún sabiendo esto, con frecuencia permanecemos en esa distancia que impide ver con claridad. Nos quedamos en la vereda de enfrente, nos hacemos enemigos porque no entendemos lo que observamos. Ni siquiera nos esforzamos por encontrar algún punto mínimo que nos unifique. Por el contrario, levantamos carteles y banderas, fronteras y muros que nos mantienen en la comodidad, desde la cual estiramos el dedo acusador y afilamos la lengua.

Hay que dar el primer paso, calzarnos los lentes y encontrar a ese Dios-amor en esa vereda del frente. 

Pistas para aprovechar la canción

  • ¿Quiénes son los que hoy están en la vereda del frente en mi vida? ¿Cuándo decido si alguien es amigo o enemigo?
  • ¿Miro mi propia vida antes de hablar de los demás?
  • ¿Qué banderas me alejan, me tapan los ojos, me separan de mis hermanos?
  • ¿En quién o quiénes encuentro “mi bandera”?

Por Luciana Caprini

BOLETÍN SALESIANO – MAYO 2019

Noticias Relacionadas

No la dejemos afuera

Liturgia. Los jóvenes que participan de la vida de la Iglesia piden celebraciones vivas y bellas.

Una vida en Malvinas

La hermana María Ussher, Hija de María Auxiliadora “Stanley , miércoles 3 de junio de...

El ambiente se defiende

Don Bosco Green Alliance: una iniciativa mundial salesiana de la que todos podemos ser...

En memoria suya

A 500 años de la primera misa en territorio argentino   Jerusalén. Proximidades del año treinta...