Jaque a la reina

Compartir

Desde 2016 la ciudad entrerriana de Gualeguaychú se suma al movimiento de varias localidades  de nuestro país que deciden decirle “adiós” a la figura de la Reina del Turismo. Sin ella se acabaron los concursos de pasarela, basados en patrones estereotipados de belleza física. Y en la sociedad de la imagen, ¡esta decisión merece ser celebrada!
La propuesta de su municipalidad es elegir un representante cultural. El mismo puede ser cualquier habitante de la ciudad, hombre o mujer, que se destaque por su trayectoria, sensibilidad social o cultura general. En este proceso se redefinen así los términos de lo que se entiende por belleza, y se valorizan otros aspectos y cualidades de la persona desde una mirada integral.
Junto a los trajes de baño también se despidieron los jurados selectos: un interesante proceso de participación ciudadana se abrió juego. Hoy son los mismos vecinos los que escogen quien los representará. Los postulantes son sugeridos por organizaciones e instituciones de la ciudad para luego ser seleccionados a través del voto popular.
En la última edición fue escogido Alejandro Gallay, operador socio-comunitario del Hogar de Cristo, por su constante trabajo en la localidad en torno a la prevención y recuperación de jóvenes de las adicciones: todo un modelo.
Esta experiencia alienta a mirar las tradiciones con ojos de Dios, poniendo siempre la dignidad de la persona como norte. Ante un presente que duele por las cotidianas situaciones de violencia contra la mujer, Gualeguaychú construye futuro.

Delfina Zuluaga
Boletín Salesiano, marzo 2018

Noticias Relacionadas

No la dejemos afuera

Liturgia. Los jóvenes que participan de la vida de la Iglesia piden celebraciones vivas y bellas.

Una vida en Malvinas

La hermana María Ussher, Hija de María Auxiliadora “Stanley , miércoles 3 de junio de...

El ambiente se defiende

Don Bosco Green Alliance: una iniciativa mundial salesiana de la que todos podemos ser...

En memoria suya

A 500 años de la primera misa en territorio argentino   Jerusalén. Proximidades del año treinta...