El patio del barrio

Compartir

Patio Abierto: de la obra salesiana Domingo Savio, para todos los chicos y chicas del barrio.
deporte

“Acá se los contiene y se les da el cariño que capaz les hace falta. Una caricia, por ahí, o una llamada de atención les sirve para saber que son importantes en la vida”, menciona Pablo.

Corría el año 2010 y el barrio Pietrobelli, ubicado contra la falda del cerro Chenque, en Comodoro Rivadavia, era escenario de muchos problemas entre chicos y jóvenes. “Se había armado un gran conflicto por el tema del alcohol, la droga y la falta de estímulo para terminar de estudiar. Había mucha deserción escolar”, relata Pablo Pichintiniz, 46 años, vecino del barrio de toda la vida.

En ese momento, junto a otros vecinos llevaba adelante una murga en las calles del barrio. En una zona de casas apretadas contra el cerro, sin lugar para que los chicos jueguen, la guardería era el patio del barrio. Pero con eso no alcanzaba.

juegos

Las instituciones del barrio formaron una red: entre ellas se encontraba la obra salesiana Domingo Savio, presente allí desde hace setenta años. Ahí, la gente de la murga arrancó un patio de juegos para los chicos del barrio los fines de semana. Pero con eso no alcanzaba.

Junto al salesiano Joaquín López Pedrosa, director de la obra, se armó la colonia de vacaciones en el gimnasio para unos ochenta chicos y chicas. Entonces se propuso que, al comenzar marzo, se arranque con apoyo escolar. La iniciativa fue creciendo. Nació así “Patio Abierto”.

Hoy, unos 120 chicos y chicas disfrutan todos los días de manera gratuita de apoyo escolar, talleres, deporte y una mesa compartida. “Arrancamos a las dos de la tarde con cuatro docentes que dan apoyo escolar de primario o secundario. Después tenemos talleres: joyería, cocina, carpintería, repostería, hilado, guitarra o trompeta. Se comparte la merienda y un plato caliente. Y de 21 a 23 horas, hay fútbol libre en el gimnasio”, cuenta Pablo, coordinador de este espacio.

Patio Abierto se convirtió en un lugar de referencia para los chicos y jóvenes de Comodoro, que vienen de distintos barrios de la ciudad a aprender y pasar un rato entre amigos. Cierra Pablo: “Vos entrás de día a este lugar y te vas de noche, y no te das cuenta. El chico no sabe de tiempos. Hay algunos que te dicen que es mejor estar acá que en su casa y eso te llega mucho, y te da el desafío de levantarte todos los días y decir: ‘Tenemos que estar’”.

Junto a la escuela provincial N°2, la obra salesiana impulsó la creación de la plaza que se encuentra enfrente. Allí disfrutan de los juegos los chicos de Patio Abierto: “Tienen la sensación de que esta es su casa. En otra situación, este lugar estaría lleno de grafitis. Pero los juegos están intactos: ¡eso es sentido de pertenencia!”, señala Pablo.

Un verano bien salesiano en Patio Abierto

La colonia de verano del centro juvenil Patio Abierto es una de las propuestas más convocantes de la casa salesiana Domingo Savio. La temporada 2020 comienza el 6 de enero y finaliza el 31. Es gratuita, incluye el almuerzo y la merienda, y está destinada a niños de entre 5 y 13 años que, de lunes a viernes por la tarde, podrán disfrutar de deportes, juegos, paseos y talleres.

Más de cuatrocientos chicos y chicas del barrio y alrededores ya se preparan para vivir un verano bien salesiano.

Por Santiago Valdemoros • redaccion@boletinsalesiano.com.ar

BOLETÍN SALESIANO – NOVIEMBRE 2019

Noticias Relacionadas

No la dejemos afuera

Liturgia. Los jóvenes que participan de la vida de la Iglesia piden celebraciones vivas y bellas.

Una vida en Malvinas

La hermana María Ussher, Hija de María Auxiliadora “Stanley , miércoles 3 de junio de...

El ambiente se defiende

Don Bosco Green Alliance: una iniciativa mundial salesiana de la que todos podemos ser...

En memoria suya

A 500 años de la primera misa en territorio argentino   Jerusalén. Proximidades del año treinta...