El camino que elegimos

Compartir

Preventivo al corazón
Encontré un tesoro en la manera de mirar al otro,
un pequeño click que ahora quiero compartir.
Es una manera de decir,
un camino que elegir,
a la hora en que mis ojos
se reflejan en los de algún alma más.

De la cual esperás lo mejor,
para que ella misma se dé cuenta
y se ilumine como un sol.
Porque cuando hay amor, fe y razón:
el camino que elegimos preventivo al corazón.

Es la línea más directa, la sonrisa.
Empaparse bien las manos de servicio para dar.
Es amar hasta que se den cuenta que se ama.
Esperanza en la mirada.
¡El camino preventivo al corazón!

Estamos convencidos de la palabra al oído.
La memoria de mil frases que enseñó.
Pero sistema preventivo es mucho más que describirlo:
darle vida y llevarlo en el corazón.

Artista:Aristophanes
Álbum: Dar (2015)

Los herederos de Don Bosco tenemos un “tesoro”: su sistema preventivo. Una excelente propuesta, que es don y regalo, un modo de educar, una manera de acercarse, de estar y de entregarse al otro. Y esto lo hacemos por amor porque nos importa la persona, porque sabemos que vale quien tenemos al lado o enfrente, en el aula, en el patio, o con quien compartimos una guitarreada, un proyecto, una caminata.
En una época donde muchas veces se trabaja y se insiste sobre las consecuencias, qué bueno volver a poner en valor y llevar a la práctica en nuestra vida la prevención, el saber dar el paso antes, en forma atenta; observar y escuchar para acercarse a quien necesita una mano. Animarse y jugarse a acercarse al hermano, a los jóvenes ante los signos y señales que saben dar: ya sean de gritos o llantos, alegrías o aciertos, para estar y acompañar.
Es un camino, por lo tanto tiene tropiezos, pero es fundamental que descubramos el rumbo. Hay pistas: “Amor, fe y razón”.Y elementos prácticos y del día a día: “La sonrisa, empaparse bien las manos de servicio para dar, la mirada”. Y como bien nos dice Aristophanes: “Estamos convencidos de la palabra al oído”. Excelente herramienta que nos dejó Don Bosco como clave para marcar una presencia distinta. Palabra que aconseja, que guía, que no vigila ni reprime, sino que enseña, corrige y propone. “Amar hasta que se den cuenta que se ama”y seguir apostando.

Para aprovechar un poco más la canción…

  • ¿De qué otras prácticas, herramientas y modos de prevención “estamos convencidos” para acompañar la vida de los jóvenes?
  • ¡Animátea regalarleuna sonrisa al menos a una persona por día!

Por Juan Pablo Vallejos • redaccion@boletinsalesiano.com.ar
Boletín Salesiano, mayo 2018

Noticias Relacionadas

¡Mi Esperanza de manos abiertas!

Playlist. Música. Esperanza, de Silvina Moreno. Un ejercicio que transforma, un profundo acto de fe.

No la dejemos afuera

Liturgia. Los jóvenes que participan de la vida de la Iglesia piden celebraciones vivas y bellas.

Con todas las letras

Díselo a la vida, de Rafa Romera. ¿Qué cosas importantes tenemos para gritarle a la vida?

“Ese” gran tesoro

Eso que tu me das. Jarabe de Palo. ¿A quién le querés agradecer? ¿A quién le dirías “ahora sé que no estoy solo, ahora te tengo a ti amigo mío, mi tesoro”?