El auténtico tesoro

Compartir

 

bs_jul19_playlist_musica

Lo que más busco

Vos sos justo en un mundo injusto,
lo que más busco, sos todo junto.
Y separado de vos, ya no quiero seguir.

Eso mismo, sin maquillaje,
sin caretaje, sos el paisaje.
Ese instante de sol que basta para mí.

Y aún despierto, si no te encuentro,
busco refugio cerca del cielo.
Parece fácil, es un principio al fin.

Sos el paraje, mi aterrizaje.
Sos un anclaje, mi comandante.
Sos ese mundo mejor donde quiero vivir.

Para soltar, hay que tener.
Para seguir, hay que caer.
Y levantarse, de una vez.
Para jugar, hay que saber perder…

Autor: La Bersuit Vergarabat (single)

 

Al escuchar esta canción se vuelve casi inevitable pensar en Aquel que tiene todo lo que buscamos. Venimos a este mundo con la sola misión de ser felices y con frecuencia nos encontramos «pidiendo peras al olmo», intentando llenar un espacio que queda demasiado grande a las cosas terrenas.

El secreto está en el Evangelio: el servicio auténtico y generoso, por amor, es la fuente de la alegría. Amamos porque nos sabemos amados. Y entonces, actuamos en consecuencia. Una vez que nos llegó la Buena Noticia, cuando “hemos visto y oído” al mismo Jesús en nuestra vida, es muy difícil echarnos atrás, ya no podemos callarnos.

“Ya no los llamo servidores, porque el servidor ignora lo que hace su señor; yo los llamo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que oí de mi Padre”. (Juan 15, 15)

Con estas palabras, Jesús, el amigo fiel, el de verdad, nos invita a compartir la alegría, a no quedarnos mezquinamente con ella, a regalarla a cuantos se nos crucen en el camino. De esta forma, lograremos acercar el Reino a todos y ser testimonio vivo del amor infinito del Dios amigo.

Somos amigos a ejemplo del mismo Cristo, que se arremanga y lava los pies cansados del camino pedregoso, que haciéndose pan se parte y comparte, y da vida en abundancia.

  • ¿Qué es lo que busco hoy, en este momento de mi vida? ¿Dónde lo estoy buscando?
  • ¿Intento encontrarlo solo o comparto el camino? ¿Con quiénes?
  • ¿Llevo alegría y buena onda a los lugares que frecuento?
  • ¿Qué buena noticia transmito a esas personas con las que estoy 24/7?

 

Por Luciana Caprini  lcaprini@donbosco.org.ar

BOLETÍN SALESIANO 2019

Noticias Relacionadas

Hacia un “nosotros” cada vez más grande

Familia Salesiana. Durante el 2020, en América el flujo de migrantes superó los 70 millones de personas. La Obra de Don Bosco les ofrece respuestas concretas.

Llámenme padre y seré feliz

Fe, vida entregada por los jóvenes más pobres y sumar esfuerzos con quienes trabajan...

Un pibe santo

El 6 de mayo la Familia Salesiana celebra la fiesta de Domingo Savio. Un...

Y responsables

¿Cómo puede ser —nos preguntamos— que la gente sea tan poco empática? ¿Es que...