Desde el dolor nace la vida

Compartir

“Ella camina la noche como ninguna…”: ella, como tantas otras niñas y niños, caminan hoy para alejarse de situaciones de violencia que viven en sus hogares, para conocer otras realidades; caminan porque aún se permiten creer que se puede vivir de otra manera.

Esta melodía, que pertenece al disco Historias de La Beriso, puede entenderse a partir de la consigna “Ni una menos”, que brinda un marco de interpretación para comprender la letra: Ella y muchos otros han caminado las calles para expresar que ese lema no es una moda más. Esta canción pretende buscar salidas, alternativas, nuevas respuestas. Sin embargo, no se agota en la violencia contra la mujer.

Hoy, muchos jóvenes saben caminar la calle también. Salen a caminarla, parten “en busca de algo mejor”. Pero, ¿qué buscan? ¿Qué sueñan? ¿Qué quieren dejar atrás? ¿Por qué muchas veces volver sería peor? ¿Son ellos y ellas rebeldes sin causa? ¿Qué los invita a partir? ¿Serán las costumbres violentas que hemos naturalizado? ¿Serán la indiferencia y el olvido?

Tal vez esos jóvenes que caminan la calle sueñan nuevas canciones, o simplemente sueñan no repetir historias. Quizás esta canción nos invite a reflexionar sobre esas músicas que nos motivan a seguir, sobre esos ideales que perseguimos, sobre los espacios que vamos construyendo y que tantas veces ensordecen.

¿Y qué tal si vamos aprendiendo juntos a caminar la calle? “Las calles del barrio fueron su cuna”, y hoy se siguen haciendo cuna tras golpes, desencuentros, soledades. El dolor está al nacer y desde ahí hay que tratar de seguir adelante. ¿Será que tendremos que salir a las calles un poco más? ¿Será que en ese lugar resuenan más fuerte los gritos cotidianos que parecen creerse susurros? Seguimos creyendo que desde el dolor nace la vida, y que realmente desde allí se puede cantar.

Por Soledad Cozzi • Boletín Salesiano de Argentina

Abril 2016

Noticias Relacionadas

¡Mi Esperanza de manos abiertas!

Playlist. Música. Esperanza, de Silvina Moreno. Un ejercicio que transforma, un profundo acto de fe.

No la dejemos afuera

Liturgia. Los jóvenes que participan de la vida de la Iglesia piden celebraciones vivas y bellas.

Con todas las letras

Díselo a la vida, de Rafa Romera. ¿Qué cosas importantes tenemos para gritarle a la vida?

“Ese” gran tesoro

Eso que tu me das. Jarabe de Palo. ¿A quién le querés agradecer? ¿A quién le dirías “ahora sé que no estoy solo, ahora te tengo a ti amigo mío, mi tesoro”?