Bailar para ayuda con alegría

Compartir

Con la música de «Bailemos todos», la Red Solidaria organizó ayer un acontecimiento multitudinario en más de 140 ciudades; la idea fue transmitir el espíritu de ayuda en lo cotidiano y no sólo cuando hay alguna catástrofe.

La consigna fue “Bailemos todos” y comenzó desde muy temprano a reunir gente en diferentes ciudades del país. En plazas, parques, calles emblemáticas o en escenarios montados para la ocasión la gente se congregó el fin de semana pasado, desde temprano, para escuchar la canción “Bailemos todos, codo a como, bailemos todos”, un tema compuesto por Ale Sergi y Cachorro López, especialmente para esta ocasión. En los diferentes puntos de reunión también participaron otros artistas como Soledad, Kevin Johansen, Lali Espósito y Marcelo Moura.

Mientras tanto la consigna también se propagó por las redes sociales con el hashtag #bailemostodos, que se convirtió en uno de los temas del día tanto en Factbook como en Twitter.

Desde YouTube, miles de personas siguieron ayer el evento solidario por el canal de Mundo Invisible. El flashmob federal, convocado por la Red Solidaria, bajo la consigna de bailar como sea por la causa solidaria que a uno lo movilice íntimamente, contagió a más de 148 ciudades argentinas. «Queríamos hacer ruido y lío sin dolor, sin tragedia, y funcionó muy bien», dijo con gran alegría Juan Carr, fundador de la Red Solidaria.

En diferentes ciudades del país, distintas bandas de música y grupos de baile fueron animando la jornada hasta que, a las 18 sonaron las sirenas de los bomberos voluntarios. Esa fue la señal para que todos los interesados se conectaran desde el celular, la computadora, la radio o la televisión para ver lo que sucedería 15 minutos después: una lección de reanimación cardiopulmonar (RCP) a cargo del médico Daniel López Rosetti, que se transmitió a toda la Argentina. «Somos el primer país en formar en RCP al mismo tiempo a por lo menos 100.000 personas. Es un momento histórico», anunció Juan Carr.

Desde el escenario se propuso que a partir ahora se celebre todos los 8 de diciembre el feriado solidario para que de ahora en más «Bailemos todos» sea una iniciativa de calendario. A esto, Carr respondió: «Mi vida es intentar que la comunidad se organice. Nuestra idea era hacer este ensayo y también desarrollarlo en las escuelas. Seguramente nos volvamos a juntar todos otra vez».

Sobraron razones para bailar: muchos lo hicieron por los chicos con trastorno generalizado de desarrollo (TGD), por el autismo, por los trastornos especiales del lenguaje (TEL) y también por Victoria Castro, la chica de 5 años que necesita un trasplante de células madre.

Por su parte y como viene ocurriendo últimamente, las redes sociales tuvieron una fuerte presencia durante el evento. Desde distintos puntos del país, los usuarios fueron subiendo imágenes de los grupos que se sumaron a bailar y de la fiesta que se vivía en cada uno de estos lugares. No faltaron fotos con paramédicos, bomberos ni las consignas por las que cada uno decidió bailar en su ciudad. Muchos simplemente decidieron bailar desde sus casas, con sus familias.

El video de «Bailemos todos» ya superó las 125.000 visualizaciones en YouTube. El espíritu del evento era vincular la ayuda con la alegría y quedó más que demostrado.

 

Fuente: www.lanacion.com.ar

Noticias Relacionadas

El sol siempre sale

Nota de tapa. Desde la obra de Don Bosco se abren oportunidades de educación y trabajo a partir del desarrollo de las energías renovables.

“Pensar la vuelta, pensar de vuelta”

Nuevo libro del salesiano Ariel Fresia. Límites y posibilidades de la escuela frente al cambio, en el contexto de la pandemia.

Lo urgente y lo importante

Elecciones 2021. Trabajo, protección social, medioambiente, salud, educación: las elecciones legislativas, una oportunidad para debatir algunos de los “grandes temas”.

“Septiembre siempre llega”

Los irrecuperables, disponible en Vimeo. El 16 de septiembre es el Día de los Derechos de los Estudiantes Secundarios: hacer memoria sobre nuestro pasado reciente.