Al rescate

Compartir

Por eso vine

Me dijeron que te vieron mal
Que ya ni siquiera hablás igual
Tu mirada apagada
Ya no se ve como antes, ma’
Ya no bailas como antes, ma’
Ya no ríes como antes, ma’
Pero ya no, ya no puedo,
Eso va a terminar

Por eso vine
Como director de cine
A decir que cambia tu rol
Y que a ese libreto mejor que lo tires
Porque vine pal’ rescate
Como un soldado pal’ combate
Como Superman para salvarte
Te traje helado y chocolate
Y una buena charla (…)

Ma’, no puedo verte así
Eras rosa y ahora gris
Daría lo que fuera
Por sacarte una sonrisa
Que me guste a mí

Entiende que te quiero ayudar
Que te quiero salvar
Que no puedo dejar caer un ángel así (…)

Autor:              Paulo Londra

Álbum:            Homerun (2019)

 

A través de la música nos encontramos con ese espacio abierto donde expresar las emociones, ese ámbito donde vibra el corazón y lo del corazón. Palabras y sonidos, estilos y estéticas, nuevas gramáticas y narrativas juveniles.

Por qué viniste, para qué, para quiénes. Esta canción del trapero Paulo Londra nos pone frente a esa experiencia tan esencial y vital como es el amor, hecho carne en el desafío de los vínculos.

“Me dijeron que te vieron mal, con mirada apagada, sin reír ni bailar”. Abrir los ojos del corazón para dejarse interpelar y conmover por el dolor del otro. Darle lugar implica descentrarse, salir de uno mismo y permitir que el otro nos habite; hacernos humanos vulnerables para sanar vulnerabilidades humanas. Sólo quien conoce, quien ama, es capaz de percibir en los demás lo que le pasa y conmoverse/comprometerse con ellos.

Cuántas personas conocemos que son víctimas de relaciones que no son positivas, que no ayudan a crecer. Vínculos disfrazados de supuestos amores, donde el centro no es el deseo de bien del otro sino la búsqueda del propio interés. En cuántas ocasiones en nombre del amor se busca controlar, dominar, imponer, hiriendo con las palabras y los silencios.

“Por eso vine para el rescate…” El amor rescata, salva, y da la fuerza para el combate; sólo por amor uno puede dar la vida por los demás; sólo el amor es capaz de recrear libretos y abrir nuevos horizontes. El amor nos libera del encierro de nosotros mismos y de nuestras heridas afectivas. Sólo quien ha sido rescatado en el amor y por amor, es capaz de salvar y rescatar con amor.

El amor extremo de Jesús, que ha entregado su vida por nosotros, ha venido a nuestro rescate para cambiar el libreto de una historia herida por la muerte y el dolor: por eso vino. Para el rescate de todo aquello que atenta contra el Reino, para el combate contra el pecado, el mal y la muerte, para salvarnos regalándonos Vida en Abundancia.

Sólo el amor es digno de fe… el amor que apasionadamente busca rescatar, que se conmueve con el dolor del otro y se compromete en su salvación.

Por eso vine:

  • ¿Cuántas personas fueron a tu rescate?
  • ¿De qué necesitas que te rescaten hoy?
  • ¿Cuántas veces fuiste al rescate y estuviste en los combates con tus amigos y amigas?
  • ¿De qué manera tu amor fue salvador para otros?

Por Facundo de Nicolo, sdb • fdenicolo@donbosco.org.ar

BOLETÍN SALESIANO – OCTUBRE 2019

Noticias Relacionadas

No la dejemos afuera

Liturgia. Los jóvenes que participan de la vida de la Iglesia piden celebraciones vivas y bellas.

Una vida en Malvinas

La hermana María Ussher, Hija de María Auxiliadora “Stanley , miércoles 3 de junio de...

El ambiente se defiende

Don Bosco Green Alliance: una iniciativa mundial salesiana de la que todos podemos ser...

En memoria suya

A 500 años de la primera misa en territorio argentino   Jerusalén. Proximidades del año treinta...