Un viaje de ida

Compartir

La Pastoral de Juventud es la acción organizada de la Iglesia para acompañar a los jóvenes a descubrir, seguir y comprometerse con Jesucristo para que, transformados en hombres y mujeres nuevos, se conviertan en protagonistas de la construcción de la Civilización del Amor. Está integrada por todos los miembros de grupos y comunidades juveniles, equipos parroquiales, zonales, diocesanos, regionales, de movimientos e instituciones. Comprende tanto a los jóvenes destinatarios como a los animadores, asesores —laicos, religiosos, sacerdotes— y obispos.

A partir de 2012, la Pastoral inicia un proceso de revitalización de la acción pastoral con jóvenes, mediante el cual busca que las diócesis, movimientos y comunidades revisen y proyecten su práctica. Propone alcanzar este objetivo a partir de cuatro movimientos misioneros, que le dan nombre a las etapas del proyecto: fascinar, escuchar, discernir y convertir.

En medio de este camino, en 2013 irrumpe la figura de Francisco como papa, y ya en su nombre se reconoce la invitación a renovar, revisar y soñar con aires nuevos en la Iglesia. Durante la Jornada Mundial de la Juventud, Francisco pide encontrarse con los peregrinos argentinos. Allí, el pontífice bendice una cruz de San Damián que los mismos jóvenes presentan, porque desean que acompañe el proceso de revitalización de la Pastoral de Juventud de Argentina, recorriendo todo el país.

La cruz de San Damián, a la que se denomina como “cruz de los jóvenes”, quiere ser signo y memoria de un movimiento misionero de salida al encuentro de las realidades juveniles, especialmente las de dolor y frontera. En ella también se reconoce el misterio de la vida abundante que fluye en las comunidades. Todo esto condensa la cruz, porque quiere acercar al misterio del paso de la muerte a la vida.

La cruz peregrina, la Pastoral se revitaliza
El recorrido se inició en la diócesis de Río Gallegos. Desde allí comenzó a viajar por el país, encontrándose actualmente en la región del Litoral. La cruz se encuentra con los jóvenes, y con ella la Pastoral de Juventud se pone en movimiento. Para recibir la cruz se propone una preparación a través de encuentros en el marco del proyecto de revitalización. Los materiales pueden descargarse de la página web de la Pastoral: www.pastoraldejuventud.org.ar.

De manera particular, el Movimiento Juvenil Salesiano recibirá la cruz durante el encuentro nacional de jóvenes que se realizará con ocasión del Bicentenario del nacimiento de Don Bosco, en el año 2015.

 

Por Lorena Chagas, coordinadora nacional de la Pastoral de Juventud

Noticias Relacionadas

No la dejemos afuera

Liturgia. Los jóvenes que participan de la vida de la Iglesia piden celebraciones vivas y bellas.

Una vida en Malvinas

La hermana María Ussher, Hija de María Auxiliadora “Stanley , miércoles 3 de junio de...

El ambiente se defiende

Don Bosco Green Alliance: una iniciativa mundial salesiana de la que todos podemos ser...

En memoria suya

A 500 años de la primera misa en territorio argentino   Jerusalén. Proximidades del año treinta...