Pensar siempre en grande

Compartir

Tres argentinos forman parte de la 150° expedición misionera salesiana que partió recientemente de Valdocco

El 11 de noviembre de 1875, dieciséis años después de fundar la Congregación, Don Bosco reunió a un grupo de diez salesianos y los envió como misioneros a la Patagonia. Cumplía así uno de sus deseos más ardientes: llevar el Evangelio a todas partes del mundo.

Desde aquella primera expedición misionera son más de diez mil los salesianos enviados a más de ciento treinta países para llevar el Evangelio, mediante los más diversos proyectos: escuelas, centros juveniles, atención a los refugiados y a los inmigrantes, formación profesional, hogares.

En aquella oportunidad, las indicaciones de Don Bosco fueron claras y precisas: “busquen almas, no dinero, ni honores, ni dignidades”; “cuiden de los enfermos, los niños, los ancianos y los pobres y se ganarán la bendición de Dios”; “corríjanse mutuamente, no se tengan envidias ni rencores”, “que el bien de uno sea también el bien de todos”.

Continuando con este sueño misionero, el último 29 de septiembre se reeditó una vez más esta tradición, una de las más importantes de la Congregación, con el envío de la 150° expedición misionera salesiana desde la Basílica de María Auxiliadora de Turín, Italia. Desde allí el Rector Mayor, padre Ángel Fernández Artime, envió a treinta y seis salesianos: cuatro provenientes de Europa, otros cuatro de América Latina, doce de África y dieciséis de Asia.

De todos ellos, uno será enviado a África, otro a Oceanía, tres a Asia, seis a Medio Oriente y quince a América Latina, mientras otros diez se quedarán en Europa. En todos los casos, se trata de misioneros ad gentes, ad extra y ad vitam, es decir: irán a otros pueblos, fuera de su país de origen y con un compromiso de por vida.

Como Familia Salesiana de Argentina esta expedición misionera resulta particularmente cercana, dado que entre los misioneros que partieron a diferentes partes del mundo, dos de ellos son argentinos: Marcos Dalla Cia y Alexis Garro. Y otro trabajó largo tiempo en las comunidades del sur de nuestro país y para la Iglesia argentina: monseñor Marcelo Melani. •

Marcos Dalla Cia, irá como misionero a Bulgaria

“Aunque la pregunta por las misiones estuvo en mí desde el primer momento, preferí esperar ciertos procesos para hacer el pedido de ir a las misiones. Para mí fue y es clave el testimonio de otros salesianos misioneros; y también el acompañamiento, la confrontación con un hermano que nos ayuda a tratar de descubrir o discernir qué hay detrás de nuestros deseos o inquietudes”.

“Un hecho que a mí me termina de decidir fuertemente para hacer el pedido es la convocatoria de un mes misionero extraordinario que el papa Francisco realiza para este año. Y por otra parte, ésta es la 150° expedición misionera de la Congregación, entonces también tiene una carga especial para los salesianos”.

“Lo que motiva una opción así es un llamado de Dios. Y mi gran sueño es poder compartir la vida del pueblo donde me envían, ser parte de su cultura, de su familia y estar ahí acompañándolos”.

melani (Copy)

Marcelo Melani, irá como misionero a Perú

“Nací en Florencia, Italia. Fui ordenado sacerdote en 1970 y en 1971 vine a la Patagonia. En ese tiempo el Rector Mayor había hecho un pedido a toda la Congregación para venir a América Latina. Yo vine con ese proyecto y me quedé”.

“En ese momento lo hice porque necesitaba vivir en los lugares más pobres y con mucho trabajo. Y encontré las dos cosas acá en la Patagonia. Durante todos estos años el trabajo principal ha sido la evangelización, llevar a Cristo a la gente de las ciudades y los pueblos donde he vivido”.

“Pero el bichito de la misión no se muere nunca y este año dos hechos —el aniversario 150° de las expediciones misioneras salesianas y el llamado del papa Francisco— me hicieron revivir esas ganas de decir: ‘¿no puedo hacer algo en otro lugar, en otro ambiente, con otras culturas, con otra forma de vida?’ Y lo tomé no tanto como una decisión mía, sino de Dios, que siempre crea nuevas situaciones. Dios siempre nos invita a realizar algo distinto. Y nos dice que no tengamos miedo que Él siempre va a estar con nosotros”.

garro (Copy)

Alexis Garro, irá como misionero a Lituania

“Es hermosísimo preguntarse, desde Dios: ‘¿qué querés de mí?’ Me la he hecho mil veces esa pregunta y siempre me sigue invitando a más. Yo no creía a los 15 o 20 años que iba a estar pensando en irme a un país que ni siquiera conocía en el mapa, menos su geografía o su historia. Y lo que está de fondo es esa pregunta: ‘Jesús, ¿qué querés de mí?’”.

“Estoy convencido que es hermosísimo tener siempre fresca esa pregunta, una pregunta que te hace un amigo. Puedo tomar distancia de mi familia, de mis vínculos, de los jóvenes que fui acompañando en todos estos años, porque de fondo la pregunta es siempre la misma”.

Por Ezequiel Herrero • redaccion@boletinsalesiano.com.ar

BOLETÍN SALESIANO – OCTUBRE 2019

Noticias Relacionadas

El sol siempre sale

Nota de tapa. Desde la obra de Don Bosco se abren oportunidades de educación y trabajo a partir del desarrollo de las energías renovables.

Cuidar y aprender de la historia

Museo Regional Salesiano de Rawson. Un referente de la historia del Chubut que festeja sus 80 años como un lugar de encuentro y aprendizaje.

«Con Ceferino misionero, ser hermano es lo primero»

Ceferino. Como cada 26 de agosto Ceferino nos convoca para celebrar su cumpleaños y nos recuerda que todos somos hijos de Dios y por lo tanto hermanos.

Tesoros de la Creación, en un museo salesiano

Conocer para cuidar. El Museo de Ciencias Naturales “Antonio Scasso” conserva reliquias de la naturaleza y promueve la educación ambiental desde el corazón de San Nicolás de los Arroyos