Madres de víctimas de la tragedia de Once, con el Papa Francisco

Compartir

La delegación de madres de víctimas de la tragedia de Once que viajó a Roma para reunirse con el Papa Francisco participó esta mañana de una misa que fue celebrada en la capilla de la residencia de Santa Marta, y que tuvo solo unos treinta invitados que saludaron personalmente al Pontífice.

Para el mediodía de Buenos Aires (las 17 del Vaticano) estaba prevista una audiencia privada en la que se juntarán otra vez para recordar a los 51 muertos  y a los 700 heridos que dejó el choque del tren el 22 de febrero de 2012.

Durante la misa Francisco dijo que «el cristiano es un hombre o una mujer que sabe esperar a Jesús y por esto es un hombre o una mujer de esperanza» y destacó la «virtud de esa esperanza».

Luego, frente a las madres, agregó: «Todos nosotros sabemos que cuando no estamos en paz con las personas, hay un muro, un muro que nos divide, pero Jesús nos ofrece su servicio de abatir este muro para que podamos encontrarnos».

Tras la eucaristía, donde se pidió no tomar fotografías ni hacer filmaciones, María Luján Rey, mamá de Lucas Menghini, escribió en su cuenta de twitter que la misa fue «hermosa» y que el grupo de madres ya estaba camino a la segunda reunión.

Según trascendió, las mujeres que estuvieron en la capilla de Santa Marta le regalaron una estola al Papa, con quien tuvieron un primer contacto que luego sería más extenso por la tarde.

El grupo había viajado el domingo hacia la capital italiana tras haber consensuado entre los familiares quiénes irían en representación de todos. En un comunicado, confirmaron que iban a tener dos reuniones con el Pontífice, quién, dijeron, acompañó el pedido de justicia por los muertos y heridos.

«Este grupo que lucha unido desde el 22 de febrero de 2012 fue acompañado desde el primer momento por el (entonces) cardenal Jorge Bergoglio. Al cumplirse un mes de la tragedia ofició para nosotros, nuestros fallecidos y los heridos, una misa en la Catedral Metropolitana», recordaron. Y también agregaron que en febrero de 2014 les envió una carta «de afecto y compañía».

«La audiencia que tendrá lugar en el Vaticano cierra ese abrazo de acompañamiento a nuestro dolor y es un respaldo enorme a nuestra demanda de justicia. Es, además, ejemplo del especial acompañamiento que el Sumo Pontífice tiene para aquellos que hemos sido golpeados por la tragedia», sostuvieron.

En el mismo texto, dijeron que estos encuentros tienen para ellos «un relieve enorme» y que las madres que viajaron llevaron «los sentimientos, la voz y el compromiso con la Justicia» que los une «a todos los argentinos de buena voluntad que nos acompañan desde el primer día».

 

Noticias Relacionadas

El sol siempre sale

Nota de tapa. Desde la obra de Don Bosco se abren oportunidades de educación y trabajo a partir del desarrollo de las energías renovables.

“Pensar la vuelta, pensar de vuelta”

Nuevo libro del salesiano Ariel Fresia. Límites y posibilidades de la escuela frente al cambio, en el contexto de la pandemia.

Lo urgente y lo importante

Elecciones 2021. Trabajo, protección social, medioambiente, salud, educación: las elecciones legislativas, una oportunidad para debatir algunos de los “grandes temas”.

“Septiembre siempre llega”

Los irrecuperables, disponible en Vimeo. El 16 de septiembre es el Día de los Derechos de los Estudiantes Secundarios: hacer memoria sobre nuestro pasado reciente.