Las chicas del industrial

Compartir

Uno de cada tres estudiantes que deciden transitar sus estudios medios y superiores en una escuela técnico profesional es mujer. Según el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, “casi 500 mil mujeres están matriculadas en la actualidad, en institutos de secundario técnico, superior técnico y formación docente”.

Eduardo Aragundi es director ejecutivo del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET). Este organismo gestiona la educación técnica y a 10 años de la sanción de la Ley de Educación Técnico Profesional destaca la recuperación de las escuelas con esta orientación que fueron “fuertemente desmanteladas en la década de los 90”.

“La técnica tiene la particularidad de proveer una posibilidad real y concreta de salida laboral”, explicó el titular del INET. Desde la obligatoriedad del secundario, “creció un 25,4 por ciento la matrícula en las técnicas, contra un 15 en el bachiller. Un dato llamativo de todo esto es que las mujeres que estudian en este tipo de escuelas son muchas más que al principio de los registros y van en aumento. Antes, una de cada cinco eran chicas y hoy contamos con una de cada tres estudiantes de técnica que son mujeres”, agregó.

El director del instituto añadió que “los datos recabados demuestran que se cae el mito de que las chicas eligen orientaciones blandas, que no requieren fuerza física”. Según Aragundi, “un 28 por ciento de la orientación maestro mayor de obras es integrada por mujeres”.

En su artículo 40, la ley de educación técnica establece que “se ejecutará una línea de acción para promover la incorporación de mujeres como alumnas en la educación técnico profesional en sus distintas modalidades, impulsando campañas de comunicación, financiando adecuaciones edilicias y regulando las adaptaciones curriculares correspondientes, y toda otra acción que se considere necesaria para la expansión de las oportunidades educativas”.

En cuanto al fenómeno de aumento de la matrícula femenina, el titular del INET manifestó que “no hubo acciones destinadas al público femenino exclusivamente sino a la inclusión, a que todo aquel que quiera estudiar en una técnica pueda hacerlo. Además, el 85 por ciento de las mujeres egresan, lo que quiere decir que se sienten cómodas en el tránsito por la escuela técnica”, reflexionó.

Con la ley de escuelas técnicas se igualaron “los planes de estudio que venían librados a la suerte de cada provincia”, explicó Aragundi. En paralelo, el organismo nacionalizó “el título habilitante, para que un egresado de La Rioja pueda ejercer su profesión como maestro mayor de obras, por citar un ejemplo, en Chubut, si así lo desea. Esto parece increíble pero hasta hace diez años no era posible”, agregó.

Según Rosario Comanto, directora de la Escuela Técnica Número 25, Fray Luis Beltrán, de la Ciudad de Buenos Aires, “la actualización de los planes de estudio y su homologación a nivel nacional implica que los docentes se reactualicen para adaptarse a los cambios que también se dan a pasos agigantados en el ámbito de la tecnología”.

 “Las políticas educativas y de género no sólo permiten que las chicas vean en la escuela técnica una posibilidad para ellas, sino que también toda la sociedad comprenda que nada hay ya reservado al universo masculino. En ese sentido, se llevaron a cabo distintas acciones, desde campañas de difusión y promoción hasta la adecuación edilicia necesaria para la seguridad e higiene de las chicas”, explicó Eduardo Aragundi.

Sin embargo, según el funcionario “en el traspaso al mundo laboral aún persisten las diferencias de género. Mientras que un 3,9 de los varones egresados no estudia ni trabaja, esto sucede en un 9 por ciento en el caso de las chicas. Además, muchas veces hay situaciones de discriminación de género en el ámbito laboral. Eso es lo que falta cambiar”, concluyó.

 

Fuente: www.pagina12.com.ar

Noticias Relacionadas

Educar para la sustentabilidad

Medioambiente. "Tenemos una deuda intergeneracional con los más jóvenes", dice Carla Sabbatini, de la Universidad de San Andrés.

El sol siempre sale

Nota de tapa. Desde la obra de Don Bosco se abren oportunidades de educación y trabajo a partir del desarrollo de las energías renovables.

“Pensar la vuelta, pensar de vuelta”

Nuevo libro del salesiano Ariel Fresia. Límites y posibilidades de la escuela frente al cambio, en el contexto de la pandemia.

Una semilla que siembra futuro

Nueva Ley de Educación Ambiental. Es necesario profundizar la transición hacia un paradigma que reformule las prioridades de nuestro territorio y el ambiente.