La Misa criolla anticipó la Navidad

Compartir

Cuando atardecía ayer, en el último domingo de Adviento, tuvo lugar en las escalinatas de la Biblioteca Nacional la Misa criolla, con los mismos artistas que días antes la habían presentado frente al Papa Francisco en el Vaticano. Un nutrido grupo de vecinos y fieles pudo disfrutar de una celebración distinta y siempre conmovedora. Además incluyeron un variado repertorio de temas en homenaje al autor, Ariel Ramírez, quien falleció en el 2010.

Desde temprano, mucho público de todas las edades se acercó a las escalinatas de la calle Agüero con sillas de playa y banquitos para instalarse con comodidad y disfrutar del espectáculo. Pocos minutos antes del inicio de la Misa criolla, llegaron también a la Biblioteca Nacional su director, Horacio González, y la ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi, organizadora de este espectáculo.

Además de los temas de esa emblemática obra, que este año cumple medio siglo, integraron el programa varias de las doce canciones que Ariel Ramírez y Félix Luna compusieron en una sola noche para la obra Navidad nuestra, el lado B del vinilo original editado por el músico en 1964. De hecho, esas canciones, entre las que figuran las tradicionales «La anunciación», «La peregrinación» y «Los reyes magos», fueron el puntapié inicial del recital al aire libre en la Biblioteca Nacional.

El historiador Félix Luna, que murió en 2009, en más de una oportunidad contó que su amigo Ariel Ramírez lo llamó en septiembre de 1964 para pedirle ayuda con un «trabajo» que le habían pedido. Se trataba del lado B del disco de la Misa criolla en el que la discográfica quería incluir villancicos.

«Nos juntamos una noche. Yo me acordaba de haber estudiado para el catecismo los hechos que se celebran en Navidad, así que tomamos un Evangelio y mientras yo iba escribiendo la letra Ariel iba poniendo la música. Cuando amaneció habíamos compuesto los doce temas. Fue algo mágico lo que pasó esa noche», había recordado el historiador.

En la presentación de anoche estuvieron presentes los músicos que el 12 de diciembre pasado entonaron la Misa Criolla frente a Francisco; apropósito de este acontecimiento el cantante Claudio Sosa, que interpreta desde hace ocho años la Misa criolla, expresó: «Fue un punto altísimo dentro de lo que ha sido la historia de la Misa criolla. Creo que ese encuentro de su música con ese espacio debe haber sido soñado por Ramírez». Y agregó: «Sobre todo por las referencias que hizo Francisco a la Patria Grande y por lo que significa la Misa criolla, que te ubica enseguida en la Quebrada de Humahuaca con su sonoridad. Y además fue presentada de un modo en que no estaba concebida como un adorno en medio del programa».

 

Fuente: www.lanacion.com.ar

Noticias Relacionadas

El tesoro de la Navidad

¿Dónde está lo importante? La fragilidad del niño en el pesebre contrasta con el vértigo que caracteriza a estas semanas.

Las otras miradas

Pueblos originarios. Los recientes hechos de conflicto en el sur de nuestro país requieren ser abordados con la complejidad que merece un problema que lleva siglos sin resolverse.

Con dulzura salesiana

Entrevista a Carlos Martinic. Exalumno, animador y educador salesiano, ganador de Bake Off Argentina.

Conocer, para cuidar y querer

Expedición Humedales. . Aprender jugando sobre la riqueza de nuestros ambientes naturales.