Que no sean invisibles

Compartir

Capharnaüm
Director: Nadine Labaki
Líbano, 2018
Disponible en Amazon Prime video

Por Otto Kalenberg
okalenberg@donbosco.org.ar

La realidad supera a la ficción, y eso es lo que describe esta impresionante producción libanesa. Zain es un niño que vive en la marginalidad de Beirut y que con apenas doce años intenta luchar ante las injusticias que experimenta. El inicio de la película es el resultado de un sinfín de experiencias que el niño vive en su corta vida, desde el encuentro con un médico que intenta saber cuántos años tiene hasta el enfrentamiento con la justicia por demandar a sus padres. 

La historia de Zain es impactante, ya que siendo el único hijo varón de la familia, asume más responsabilidades que sus padres. Su principal preocupación radica en el cuidado de su hermana, apenas menor que él, ocultando el inicio de su pubertad, ya que eso implica entregarla en matrimonio con una persona mucho mayor que ella. Ante el fracaso de su cuidado, Zain escapa en soledad y continúa su vida hasta que se encuentra con Rahil y su bebé, una refugiada africana que logra empatizar con él, compartiendo historias similares.

Cafarnaum pone imágenes a la tragedia social que viven tantos refugiados que buscan mejores condiciones de vida en una parte del mundo donde este drama se acrecienta. Cada día hay miles de personas que huyen de sus culturas tratando de dar un futuro digno a su existencia, pero que lamentablemente tienen que pagar un costo muy grande fruto de las indiferencias sociales que los invisibilizan. Esta situación genera un gran interrogante: ¿por qué se deshumaniza a los migrantes, olvidando que son dignos y tienen derechos? El fenómeno de la globalización perdió el sentido de universalidad, y al perder este sentido quedó olvidado el carisma de la hermandad. 

El encuentro con aquel que tiene una cultura distinta a la propia es una oportunidad de crecimiento y de enriquecimiento mutuo. Cada uno tiene su historia para compartir y la posibilidad de “auto narrarse” humaniza. La directora de la película entiende que la producción es dura, pero tiene la intención de llamar a la acción. 

Esa acción es un llamado a caminar “hacia un nosotros cada vez más grande”, siendo un solo cuerpo que sale al encuentro en las calles de las periferias existenciales, tal como nos invita el papa Francisco. Te invito a leer el Mensaje de Francisco en torno a la 107ª Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado 2021, para poder hacer propias sus palabras.

BOLETIN SALESIANO – JUNIO 2021

Noticias Relacionadas

¿Soy? Casi feliz

Casi feliz, de Miranda. ¿Podemos ser un sentimiento? ¿Puedo vivir constantemente en un mismo estado de ánimo?

Líneas que separan, horizontes compartidos

Playlist. Emepecuatro. La delgada línea amarilla Una historia sobre el trabajo, la amistad y la diversidad

Toda mi vida está en Vos

La contraseña, de Alejandro Fernández. Hay alguien que sabe todas las maneras de ingresar a nuestro corazón, que me refresca el código cuando estoy un poco perdido, un poco descuidada.

Es responsabilidad de todos

Playlist. Video. Nuestro Planeta, una serie para conocer las maravillas de nuestro planeta y sus ecosistemas.