Mucho más que una buena foto

Compartir

Alberto Calle, salesiano

alberto2020

Si tenés el Almanaque Salesiano en tu casa, seguro conocés algo o mucho de Alberto.

Como lo hacía con otros medios, Alberto también usaba las fotos para divulgar la Palabra de Dios, muy especialmente entre los jóvenes. Para eso buscaba encontrar la belleza de las cosas, aún en lo que a primera vista no parecía lindo. Veía lo que otros no veían y trataba de capturarlo para compartirlo.

En sus fotos nunca iban a faltar los valores salesianos: la fe y la oración. Los oficios y el trabajo. La sencillez. Las miradas. La juventud, el juego, la escucha. La educación y la participación. La solidaridad. El amor por la creación.

Cada foto tenía su historia y Alberto la recordaba: ese amanecer que esperó durante horas, esa familia de campo que volvía a su pueblo, esa pareja de jóvenes que vivían su camino de novios en una tarde de primavera, ese hombre que se tomaba las manos gastadas después de una jornada de trabajo, la mujer que con orgullo mostraba sus telares, o los padres que llevaban a los hijos en sus brazos.

El lunes 15 de junio, Alberto Calle, salesiano, tuvo su Pascua.

En estos días muchos recordaron lo vivido con él en cada patio donde dejó sus días, en las misiones, en sus homilías, en la escuela y en cada momento de la vida compartido.

Alberto también era parte del equipo del Boletín Salesiano.

El primero en repartirlo, el primero en ayudarlo y el primero en querer mejorarlo. Resaltaba la importancia del Boletín Salesiano por su carácter misionero y por ser la obra salesiana “con más alcance, la que llega a más gente”.

Ya con el padre Juan Grehan como director, Alberto colaboraba suministrando distintas fotos y experiencias misioneras. Y durante los últimos quince años, sus imágenes nos ayudaron a rezar, a sentirnos familia, a pensar siempre en grande, y a tener a Dios presente en las alegrías, los esfuerzos y las tristezas de cada día. 

Durante esos años tomaba su cámara y a su intención de encontrar y retratar el Evangelio le sumaba la pretensión de que esa imagen sirva para que miles lo encuentren en el Boletín Salesiano.

Por eso, si en algún momento tenés un rato, podés mirar por ejemplo la imagen de este mes del Almanaque Salesiano y rezar por Alberto, aunque no lo veas en la foto: él está del otro lado.

alberto2018

BOLETIN SALESIANO – JUNIO 2020

Noticias Relacionadas

El sol siempre sale

Nota de tapa. Desde la obra de Don Bosco se abren oportunidades de educación y trabajo a partir del desarrollo de las energías renovables.

Cuidar y aprender de la historia

Museo Regional Salesiano de Rawson. Un referente de la historia del Chubut que festeja sus 80 años como un lugar de encuentro y aprendizaje.

«Con Ceferino misionero, ser hermano es lo primero»

Ceferino. Como cada 26 de agosto Ceferino nos convoca para celebrar su cumpleaños y nos recuerda que todos somos hijos de Dios y por lo tanto hermanos.

Tesoros de la Creación, en un museo salesiano

Conocer para cuidar. El Museo de Ciencias Naturales “Antonio Scasso” conserva reliquias de la naturaleza y promueve la educación ambiental desde el corazón de San Nicolás de los Arroyos