Hablar de política

Compartir

Sábado por la tarde en la obra de Don Bosco de Rodeo del Medio, Mendoza. El sol entibia el interior de la sala Barchini donde Aarón, Alexis, Axel, Franco, Juan, Macarena, Rodrigo y Valentina, animadores de diferentes grupos del Movimiento Juvenil Salesiano, se reúnen con Javier y Lucas, dos salesianos consagrados, para compartir unos mates y conversar. ¿El tema? La participación política.

¿Qué es la política?

Quien rompe el silencio es Juan, al compartir que para él “la política es el principal medio para organizar una sociedad”. Aarón, por su parte, recuerda que según lo que estudió en el secundario “es la búsqueda del bien común, por eso no abarca sólo la presidencia y los cargos públicos, sino que va más allá”. Franco reconoce no tener tan claros esos conceptos, pero sí que “la política es mucho más que los partidos políticos”.

“Hay un desconocimiento acerca de lo que es la política, se la confunde con los partidos políticos, que desde mi punto de vista son fanatismos”, expresa Valentina. Para ella, muchas veces los partidos no están abiertos a otras posturas o propuestas diferentes a las propias. Ahí radica justamente la dificultad de consensuar algunas ideas o “apuntar todos para el mismo lado”

Para Aarón no es lo mismo hablar de política, de participación política y de partido político: “son tres cosas totalmente distintas”. Desde su perspectiva, “la participación política la hacemos todos, como sociedad. Podemos participar políticamente y buscar el bien común sin pertenecer a ningún partido”.

Valentina vuelve a tomar la palabra y con sinceridad expresa que si por ella fuera, le gustaría considerarse “apolítica”, pero no puede hacerlo porque “al estar en una sociedad y ayudar a un grupo determinado, estamos haciendo política.

¿Por qué a veces se ve a la política como algo lejano?

“Quizás porque nos han dicho hasta cansarnos que los políticos son todos corruptos, que todo lo hacen mal, que siempre lo hicieron mal y siempre lo van a hacer mal; entonces no hay personas dispuestas a cambiar eso”, expresa Aarón. Juan coincide con el diagnóstico y comparte que siempre se ve al político como alguien malo, que roba. Entonces para él quienes se interesan por ser políticos no buscan el bien común, sino tener poder o ganar mucho dinero.

Para Franco el desconocimiento sobre la política tiene que ver en primer lugar con el desinterés, pero también con la poca educación al respecto: “A mí nunca me enseñaron sobre la importancia de un país bien ordenado o a conocer la ideología de quienes nos representan”.

Valentina, por su parte, opina que el desconocimiento es principalmente de las propuestas o proyectos, más que de las personas: al elegir un candidato tenemos que buscar y leer las propuestas. En ese desinterés por los proyectos está también nuestro error”.

“A mí me parece que os argentinos tenemos una buena capacidad para criticar a los demás, pero nunca de decir ‘yo voy a hacer algo para que no pase más esto’. Nos falta ver lo que pasa a nuestro alrededor y de decir ‘¡No! Voy a hacer un cambio’”, completa con claridad Aarón.

¿Hablan de política entre ustedes? ¿Con quiénes?

“Yo estoy en el último año de la secundaria y tengo un profesor que siempre habla de lo mal que está la situación política y dice que no va a mejorar, entonces ya nadie quiere opinar. Pero con mi grupo de amigos sí charlamos un poco más”, comenta Rodrigo.

Por su parte Franco expresa que para él hay una disputa entre dos posturas diferentes que confunde y cansa a muchos. Axel coincide: “Ponés un canal y todo lo que hace el gobierno es lindo y está bien, ponés otro y es exactamente al revés”

“Por eso es importante investigar bien los distintos medios de difusión masiva que existen, y buscar informarte bien, no quedarte sólo con la tele —responde Macarena—. Los adolescentes son los más vulnerables, porque se dejan llevar rápidamente por el primero que les cayó bien. Y ahí tenemos que estar nosotros como animadores para enseñarles a ser reflexivos y críticos”.

Un grupo de jóvenes alumnos de la obra de Don Bosco de Rodeo del Medio, Mendoza, compartieron unos mates en una agradable tarde de sábado para hablar sobre la política. Las respuestas a las preguntas son un resumen de lo conversado.

¡Animáte a repetir la experiencia en tu grupo, escuela o capilla y dale también la voz a los jóvenes!

Por Lucas Vilte, sdb

BOLETÍN SALESIANO – MAYO 2019

Noticias Relacionadas

No la dejemos afuera

Liturgia. Los jóvenes que participan de la vida de la Iglesia piden celebraciones vivas y bellas.

Una vida en Malvinas

La hermana María Ussher, Hija de María Auxiliadora “Stanley , miércoles 3 de junio de...

El ambiente se defiende

Don Bosco Green Alliance: una iniciativa mundial salesiana de la que todos podemos ser...

En memoria suya

A 500 años de la primera misa en territorio argentino   Jerusalén. Proximidades del año treinta...