Coronavirus: el mapa de la esperanza salesiana

Compartir

En distintos puntos del país, las obras salesianas hacen frente a la emergencia sanitaria y social provocada por la pandemia de coronavirus.

10

Donación de mascarillas producidas con impresoras 3D por docentes y exalumnos de la obra salesiana León XIII. Palermo, Buenos Aires

Voluntarios que se aislan en el colegio para poder dar de comer a personas en situación de calle. Alumnas y docentes de formación profesional que cosen barbijos y batas desde sus casas. Familias que hacen colectas de fondos para comprar alimentos. Exalumnos de escuela técnica que fabrican mascarillas para hospitales. Y podemos seguir.

Son muchísimas las acciones que la Familia Salesiana está realizando para dar respuesta a las necesidades de aquellos que en esta situación se encuentran más vulnerables.

Aquí te contamos algunas de ellas.

Y a través de la plataforma Por los Jóvenes, te invitamos a sumarte ayudando desde casa, de una manera fácil y segura, haciendo click aquí.

 

CURUZÚ CUATIÁ, CORRIENTES
Un esfuerzo extra para llegar a todas las familias

lona_03

Como casi todos los jueves desde que comenzó el aislamiento, hoy es día de trabajo en la comunidad salesiana de Curuzú Cuatiá: por la mañana se realizará el armado de módulos de alimentos y productos de higiene que por la tarde se repartirán a las familias más necesitadas del barrio.

En esta ciudad de treinta mil habitantes ubicada al sur de la provincia, un consejo de emergencia agrupa a la municipalidad, el Ejército y a las organizaciones de la sociedad civil para organizar la ayuda. De ese equipo participan los salesianos.

Los salesianos preparan y distribuyen 60 módulos de alimentos que reciben del Consejo. Si bien la ayuda es mucha, las necesidades son mayores. Muchas familias del barrio no han “calificado” para los módulos, pero igual los necesitan.

“Hay otras 60 familias en esa situación. El trabajo informal se ha cortado casi totalmente y no hay otras fuentes de ingresos. Y hay realidades muy difíciles: personas que viven solas, otras que no les llega el agua potable, o que viven en ‘carpas’”, señala el hermano Lucas Mautino, miembro de esta comunidad salesiana.

Para el armado de los módulos “extra” recurren a la enorme generosidad de la comunidad y a los aportes que vienen de otras casas salesianas. “Cada módulo con alimentos y productos de limpieza tiene un costo de $1000. Y nosotros queremos llegar a más familias necesitadas”, dice Lucas.

 

ROSARIO, SANTA FE
1400 batas y 2400 barbijos
13.04.2020

Esta semana se comenzaron a coser las primeras batas y barbijos producidos de forma colaborativa por docentes y exalumnas de los diferentes cursos de costura y producción textil que ofrece la escuela de capacitación laboral “Oratorio Domingo Savio” de Rosario, Santa Fe.

En el marco de la emergencia sanitaria provocada por el COVID-19, los voluntarios se han comprometido en coser, en esta primera etapa 1.400 batas y 2.400 barbijos. Su destino será el sistema sanitario de la Municipalidad de Rosario, la cual provee los insumos necesarios.

Toda la producción será entregada a efectores de salud a través de la Secretaría de Salud Municipal.
La obra salesiana agradece de manera especial a los docentes y exalumnos que se sumaron voluntariamente a esta iniciativa.

rosario1 (2)

 

PALERMO, BUENOS AIRES
Fabrican mascarillas para centros de salud en impresoras 3D
07.04.2020

10

La adecuada provisión de insumos médicos es uno de los aspectos centrales de las acciones para enfrentar la pandemia de coronavirus.

En la obra salesiana León XIII del barrio porteño de Palermo, docentes, alumnos y exalumnos del área técnica están fabricando mascarillas plásticas, poniendo a disposición sus impresoras 3D.

Cuentan con el asesoramiento y la colaboración de otro exalumno de la casa, el doctor Santiago Arce, especialista en neumonología del instituto Lanari, dependiente de la Universidad de Buenos Aires. 

Uno de los docentes coordina a todo el grupo y sirve de nexo entre quienes fabrican y los establecimientos que requieren material. Las mascarillas se elaboran con PLA, un bioplástico que sirve de insumo para la impresión 3D, junto con radiografías donadas, en base a un diseño puesto a disposición de manera gratuita online.

Al sábado 4 de abril había 559 mascarillas pedidas, 256 realizadas y 128 entregadas.

Se puede colaborar con la donación de insumos escribiendo a secundario@institutoleonxiii.edu.ar

Esta propuesta se suma a iniciativas similares de docentes de la obra salesiana San José, de Rosario (Santa Fe), y de una familia de la obra Santa Isabel, de San Isidro (Buenos Aires).

 

LA BOCA, BUENOS AIRES
Viandas, almuerzo, bolsones: la ayuda se multiplica por tres
31.03.2020

laboca01

Voluntarios preparan las viandas que serán entregadas a 300 personas.

A partir del decreto de aislamiento social preventivo y obligatorio, en la obra San Juan Evangelista del barrio de La Boca, Buenos Aires, se ha incrementado el servicio del comedor Mamá Margarita, que ofrece el almuerzo los domingos a gente en situación de calle o necesidad apremiante.

Normalmente las raciones que se reparten rondan entre 150 y 200, pero este último domingo superó las 300 viandas, que por razones de salubridad se entregan armadas en descartables, envueltas en papel film. El personal voluntario que realiza este servicio está formado por miembros de la Familia Salesiana y otras mujeres y hombres adultos de la comunidad.

Asimismo, en la casa funciona un Centro de Primera Infancia en el que se ofrece cotidianamente, a lo largo de todo el año, el almuerzo o la cuota alimentaria a 71 niños y niñas. Desde el inicio de la cuarentena el Ministerio de Desarrollo Social envía víveres para armar bolsones, uno por semana, a ser retirado por las familias.  A pesar del aislamiento, este servicio se sigue realizando.

Finalmente, a partir del lunes 30 de marzo, se ha reabierto Cáritas Parroquial, que los días lunes entrega bolsones de alimentos a 50 familias del radio parroquial, incluidas las dos capillas: San José Obrero (ubicada en el “Barrio chino”) y Madre de la Esperanza (en la zona del Bajo). 

Se iniciará desde esta semana una campaña para recolectar víveres de la canasta básica para poder seguir armando estos bolsones. Esta iniciativa incluirá también a las comunidades educativas de las casas San Juan Evangelista y María Auxiliadora.

 

 

RIO GRANDE, TIERRA DEL FUEGO
Reparten bolsones de comida con verduras frescas de la Misión Salesiana en los barrios populares de la ciudad

riogrande

Con las clases presenciales suspendidas en la escuela agrotécnica salesiana de Río Grande, Tierra del Fuego, parte del personal docente sigue concurriendo para mantener en condiciones los distintos sectores didáctico-productivos: la cabaña de cerdos, pollos, ovejas, el tambo. 

Y también el invernadero: un predio cubierto de media hectárea que produce verduras frescas, algo muy apreciado en esta geografía. La misión salesiana es el principal proveedor de la ciudad, pero solo llega a cubrir el 1% del consumo. El otro 99% llega del continente, recorriendo cientos o miles de kilómetros.

El martes pasado, un grupo reducido de docentes y salesianos cosecharon verduras frescas del invernadero y las llevaron a una de las capillas del “margen sur”, donde se encuentran los asentamientos y barrios más vulnerables de la ciudad.

Allí, las Hijas de María Auxiliadora sostienen la entrega de bolsones de comida a numerosas familias. Cumpliendo con las medidas de prevención sanitaria requeridas, las verduras se sumaron a la canasta de alimentos secos que se reparten a las familias de manera regular, y que en este contexto han visto sus pocos ingresos desaparecer al frenar la actividad económica.

 

ALMAGRO, BUENOS AIRES
Refuerzan la entrega diaria de viandas y alimentos secos para más de 250 personas

sanantonio

Con la escuela, la Iglesia pública y las actividades juveniles suspendidas, lo único que sigue funcionando en la obra salesiana San Antonio es el comedor. Allí, cada día se preparan viandas para 150 personas, unas 35 familias, con una modalidad particular: una vez a la semana, alguno de los jefes de familia debe concurrir a dar una mano cocinando para el resto de los beneficiarios.

Las medidas frente a la pandemia han hecho cambiar las rutinas: se extremaron las medidas de higiene y de distancia social, se puso un horario especial para que concurran abuelos y personas de riesgo y, especialmente, se han reforzado las viandas con la entrega de alimentos secos, destinados originalmente a distintas actividades que hoy están suspendidas.

“A las 35 familias del comedor se han sumado otras tantas de la escuela y de los grupos juveniles que necesitan una mano y que también reciben bolsones de comida relata el director general de la obra, Federico Tirelli—. En total son unas 250 personas”.

A la ansiedad y la incertidumbre que se vive en relación al avance de la pandemia se suma la angustia por las changas que ya no están y las distintas situaciones de salud preexistentes que siguen sin solución. Hay personas haciendo una sola comida al día, otros que viven solos y no tienen quién los ayude. Por eso sigue abierto San Antonio.

 

ROSARIO, SANTA FE
La obra salesiana produce alcohol en gel, mascarillas y se preparan para dar de comer a más de 500 personas en situación de calle

rosario

La obra salesiana San José se encuentra en el centro de la ciudad de Rosario: un centro en el que se calcula que más de 500 personas viven en situación de calle, y muchas otras en condiciones precarias en hoteles familiares y pensiones. Son los más vulnerables en el caso de que los contagios se propaguen.

Los habituales puntos de reparto de alimentos en la ciudad que sostienen distintas organizaciones ya han visto aumentar la cantidad de asistentes producto del “frenazo” económico que implica la cuarentena. Es por eso que la obra salesiana, junto a otras parroquias del centro y ONG, forman parte del “comité de emergencia” organizado por la Intendencia municipal.

Al San José le toca encarar en los próximos días la asistencia con viandas para más de 500 personas y organizar una red de voluntarios, con las restricciones lógicas: tomar todos los recaudos sanitarios necesarios, evitar que las personas formen filas y se aglomeren.

“Por las mismas normas y para no exponer a sus familias, un grupo de jóvenes ya se ha instalado en el colegio para vivir el tiempo que haga falta. Estarán a cargo de las donaciones y la preparación de viandas. Hemos hecho juntos una oración para poner este servicio en las manos de Dios”, cuenta el padre Ángel Amaya, director de la obra.

Por su parte, los docentes se organizaron para fabricar en los laboratorios de la escuela alcohol en gel. La primera partida fue destinada a tres hospitales de la ciudad, y están a la espera de indicaciones para avanzar con una nueva tanda. Otros docentes han puesto las impresoras 3D de la escuela a trabajar en la producción de mascarillas plásticas para el personal de la salud.

 

SANTIAGO DEL ESTERO, CAPITAL
Entregan bolsones de comida y útiles para las familias de las barriadas populares

santiago

Ordenada la suspensión de clases presenciales, los jóvenes que viven en la residencia estudiantil del Oratorio Don Bosco, de la ciudad de Santiago del Estero, regresaron al campo, con sus familias, varios días antes de que se estableciera la cuarentena.

Mientras tanto, los salesianos se enfocaron en las familias que se quedaron en la ciudad. “Pensamos en tantas personas que dependen para vivir de lo que recaudan día a día haciendo ‘changas’ o trabajando en la calle —cuenta el padre Silvio Torres, director de la comunidad—.  Por eso, con distintos aportes de empresas, organizaciones y de la Provincia, entregamos a las familias cajas con alimentos y materiales educativos”.

La primera entrega pudo realizarse con rapidez y sin inconvenientes, y ya se está preparando una segunda tanda. Las familias viven en las barriadas alrededor del oratorio, y muchas participan del primario para adultos que funciona en la obra salesiana.

 

VILLA ITATÍ. QUILMES, BUENOS AIRES
“¿En qué casa se quedan los que no tienen casa?”

villaitati

Con alrededor de cincuenta mil habitantes, Villa Itatí, en Quilmes, es uno de los barrios de emergencia más grandes del conurbano bonaerense. Y el lugar donde viven miles de chicos y jóvenes. Allí, desde hace décadas, están los salesianos.

“La recomendación era quedarse en casa. Pero, ¿en qué casa se quedan los que no tienen casa? ¿Con qué agua se lavan los que no tienen agua? Porque están situación de calle, o de pasillo, en los barrios más populares y en las villas…”, se pregunta el salesiano Carlos Morena.

Es por eso que junto al equipo decidieron mantener abierto el centro barrial, donde chicos y chicas pueden encontrar una comida y un lugar de contención, extremando las condiciones de higiene. Y que aquellos jóvenes que no tienen donde pasar la noche, puedan hacerlo aquí.

“Para los que trabajan con changas, que cartonean, que trabajan día a día, es muy difícil mantenerse diez días. También donde hay violencia de género, o situaciones de pareja muy conflictivas. Por eso decidimos que nuestro centro barrial, que recibe la vida como viene, permanezca abierto”, afirma el padre Carlos.

 

Por Santiago Valdemoros // redaccion@boletinsalesiano.com.ar
BOLETÍN SALESIANO. 27.03.2020

Noticias Relacionadas

El sol siempre sale

Nota de tapa. Desde la obra de Don Bosco se abren oportunidades de educación y trabajo a partir del desarrollo de las energías renovables.

“Pensar la vuelta, pensar de vuelta”

Nuevo libro del salesiano Ariel Fresia. Límites y posibilidades de la escuela frente al cambio, en el contexto de la pandemia.

Lo urgente y lo importante

Elecciones 2021. Trabajo, protección social, medioambiente, salud, educación: las elecciones legislativas, una oportunidad para debatir algunos de los “grandes temas”.

“Septiembre siempre llega”

Los irrecuperables, disponible en Vimeo. El 16 de septiembre es el Día de los Derechos de los Estudiantes Secundarios: hacer memoria sobre nuestro pasado reciente.