El hambre y el Ébola

Compartir

“En 10 meses han muerto 4.000 personas por Ébola, pero en esos mismos meses han muerto unos tres millones por falta de recursos y de alimentos. Nadie habla de la epidemia del hambre y de la pobreza”; afirma un reciente comunicado de Misiones Salesianas, cuyos miembros se encuentran trabajando en diversas partes del mundo, especialmente en África, incluso antes de que estalle la epidemia. Además en el comunicado afirman que la lucha contra la pobreza es de suma importancia para que epidemias como la del Ébola no vuelvan a repetirse.

Esta situación no busca restarle importancia a lo que ocurre en África occidental, donde ya fallecieron más de 4.000 personas como consecuencia del brote de Ébola más grave de la historia. “Esta crisis sanitaria se convirtió ya en una emergencia humana”, explica Jorge Crisafulli, misionero salesiano y responsable de la región. “Las fronteras están cerradas por temor a los contagios y eso produjo que no haya comercio, entonces miles de personas perdieron sus puestos de trabajo, además los precios de los alimentos son cada vez más altos, los colegios están cerrados, y hay una necesidad grande de médicos y personal sanitario, esa la realidad que vivimos día a día”, explica el misionero. Luego agrega “la situación hace tiempo se fue de las manos, ya ni autoridades sanitarias, ni políticas pueden contenerla”.

Mientras tanto los misioneros salesianos siguen trabajando para enfrentar el Ébola o al menos aplacar sus consecuencias sobre todo en Guinea Conakry, Sierra Leona y Liberia. Entre las tareas que llevan a cabo cotidianamente se destacan el reparto de alimentos, productos desinfectantes, talleres y actividades de sensibilización y concientización y sobre todo la atención y cuidado de chicos y chicas que perdieron a sus familias producto de la epidemia. “Lo más importante para nosotros es seguir acompañando a la población, seguir a su lado, que ellos nos sientan cercanos”, explican los misioneros.

A pesar de la gravedad del brote, desde Misiones Salesianas se quiere recordar y resaltar que “en diez meses han muerto cuatro mil personas por Ébola, pero en esos mismos meses han muerto unos tres millones por falta de recursos y de alimentos y nadie habla de la epidemia del hambre y de la pobreza”. Por ello, y en el marco del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, celebrado el pasado viernes 17 de octubre, “queremos pedir a la comunidad internacional una mayor implicación para luchar contra la pobreza y las desigualdades” afirmaron con contundencia.

Actualmente más de 800 millones de personas viven en la pobreza. La pobreza está en la raíz de esta epidemia, por ello, es tan importante concienciarnos de que luchar contra la pobreza es luchar por el desarrollo mundial”, sentenciaron.

Noticias Relacionadas

El sol siempre sale

Nota de tapa. Desde la obra de Don Bosco se abren oportunidades de educación y trabajo a partir del desarrollo de las energías renovables.

“Pensar la vuelta, pensar de vuelta”

Nuevo libro del salesiano Ariel Fresia. Límites y posibilidades de la escuela frente al cambio, en el contexto de la pandemia.

Lo urgente y lo importante

Elecciones 2021. Trabajo, protección social, medioambiente, salud, educación: las elecciones legislativas, una oportunidad para debatir algunos de los “grandes temas”.

“Septiembre siempre llega”

Los irrecuperables, disponible en Vimeo. El 16 de septiembre es el Día de los Derechos de los Estudiantes Secundarios: hacer memoria sobre nuestro pasado reciente.