De la indiferencia a la inclusión

Compartir

¿Oposición entre pobres y ricos, o acercamiento y colaboración?

  1. Don Bosco y la familia francesa Colle

Aunque había decidido ocuparse de los pobres, desde el comienzo de su apostolado sacerdotal Don Bosco tuvo frecuentes contactos con personas distinguidas de la nobleza y de la política, incluyendo miembros de la familia real. Hacia el final de sus años, en 1882,publicó como autor la biografía de un joven que no había vivido con él en el Oratorio de Valdocco. Se trataba de Luis Fleury Antonio Colle, hijo único de una familia adinerada, el cual murió a la edad de 17 años. La relación de Don Bosco con las clases altas de la sociedad fue ampliándose a medida que su figura de educador se agigantaba, yapremiaba la necesidad derecursos para sus muchachos.
Lo afirma él mismo en una carta del 20 de abril de 1885, dirigida desde París a los jóvenes de Valdocco: “Mis queridos hijos, he ido a Francia y pueden adivinar para qué. Ustedes hacen desaparecer los panecillos, y si yo no fuera a buscar cum quibus—dinero—, el panadero gritaría que ya no hay más harina y que no tiene nada que meter en el horno. Rossi, el cocinero, se llevaría las manos a la cabeza gritando que no sabe qué echar en el puchero. Como el panadero y el cocinero tienen razón, y ustedes tienen más razón que ellos, he debido ir a buscar fortuna para que no les falte lo necesario a mis queridos hijos(Motto, carta 165).
Asimismo Don Bosco logró construir colegios e iglesias con la ayuda de personas pudientes, entre las cuales la familia Colle colaboró abundantemente, para erigir en Francia la escuela agrícola de La Navarre y, en Roma, la iglesia del Sagrado Corazón a pedido del papa León XIII, como también para socorrer financiariamente a los misioneros de América.

  1. Aliviar la penuria de los pobres con el desprendimiento de los ricos

La actitud que se describe en la biografía de Luis Colle es clara y actual; basta advertir que se sitúa en un contexto social de orientación fuertemente antireligiosa:
“En un tiempo turbulento como el nuestro, en que el amor al placer y la pasión por la independencia están disolviendo todos los vínculos de la familia y de la religión, es importante que se muestre al mundo el noble ejemplo de la familia cristiana en todo el esplendor de esa fecunda y feliz armonía de admirable unidad”. (Biografía, pág 13).
“En este ambiente vivió Luis, en esta escuela aprendió a hacer el bien y a comportarse cristianamente(Biografía, pág. 16).
Y no es casual que el ambiente cultural evocado en la biografía, refleje también los fuertes contrastes entre las clases sociales que había señalado Karl Marx, muerto precisamente en 1883.

  1. Un llamado a la solidaridad desde la caridad cristiana

Según la sensibilidad actual, el estilo del siglo XIX nos puede parecer moralizante, pero vale la pena preguntarse sies más importante el contenido o las apariencias del lenguaje. Un texto significativo del Concilio Vaticano II advierte que la esencia de la propuesta cristiana no puede estimarse superada cuando afirma:
“Dios ha destinado la tierra y cuanto ella contiene para uso de todos los hombres y pueblos. En consecuencia, los bienes creados deben llegar a todos en forma equitativa bajo la égida de la justicia, y con la compañía de la caridad. (…) Por tanto, el hombre, al usarlos, no debe tener las cosas exteriores que legítimamente posee como exclusivamente suyas, sino también como comunes, en el sentido de que no le aprovechen a él solamente, sino también a los demás(Gaudium et Spes 69, aludiendo a la encíclica RerumNovarum del papa León XIII, promulgada en 1891).

 Para ampliar la información y continuar la reflexión

  • FRANCESCO MOTTO. Juan Bosco, cartas a jóvenes y educadores. Editorial CCS, Madrid, 1994. Carta 165, A los jóvenes del Oratorio de Turín-Valdocco, páginas 261-262.
  • JUAN BOSCO. Biographie du jeune Louis FleuryAntoine Colle. Turín, Imprenta Salesiana, 1882. El texto en francés se encuentra publicado en Opere Edite, LAS, Roma 1977 (vol. 32, 420-545).
  • CONCILIO VATICANO II.Gaudium et Spes(1965), especialmente los números 63-72. Accesible en Internet en www.vatican.vat.

Preguntas para profundizar la lectura

  • ¿La visión cristiana de la vida social inspira un acercamiento de los ricos a los pobres o una exclusión recíproca?
  • Cuando Don Bosco se dirige a las clases adineradas de la sociedad, ¿busca solamente ayuda para sus obras, o también orientar a los católicos explícitamente hacia el ejercicio de la caridad?

Por Juan Picca, sdb • jpicca@donbosco.org.ar
Boletín Salesiano, octubre 2017

Noticias Relacionadas

No la dejemos afuera

Liturgia. Los jóvenes que participan de la vida de la Iglesia piden celebraciones vivas y bellas.

Una vida en Malvinas

La hermana María Ussher, Hija de María Auxiliadora “Stanley , miércoles 3 de junio de...

El ambiente se defiende

Don Bosco Green Alliance: una iniciativa mundial salesiana de la que todos podemos ser...

En memoria suya

A 500 años de la primera misa en territorio argentino   Jerusalén. Proximidades del año treinta...