¡Campeones del mundo!

Compartir

Argentina ganó en junio la Copa Mundial de softbol masculino y a fines de julio, la medalla de oro de los Juegos Panamericanos. Tres jugadores son parte del club Don Bosco de Paraná.

 

softbol_ago19

De izquierda a derecha: Godoy, Ojeda y Carril, los tres jugadores “salesianos” de la selección nacional, junto a la copa del mundo de softbol

 

El 23 de junio la selección argentina se consagró campeona mundial de softbol. Román Godoy, 23 años, es uno de los titulares del equipo. Y junto a Nicolás Carril y Gonzalo Ojeda, es uno de los tres jugadores que son parte del club de los Exalumnos de Don Bosco de la ciudad de Paraná, Entre Ríos: “Hace bastante que veníamos trabajando, ¡gracias a Dios esta vez se nos dio!”.

¿Qué creés que permitió lograr el campeonato esta vez?

El equipo llegó más unido que nunca. Fue una buena preparación, más psicológica que deportiva diría yo. Todos los jugadores ya teníamos mucha más experiencia a nivel internacional. Eso marcó la diferencia. En mayores, competís con gente que ya jugó cinco o seis mundiales. Y entre nosotros, para algunos era el tercero, para otros el quinto mundial.

Fue satisfacción plena. No creo que haya otro torneo que pueda igualar a esto para mí. Se cumplió el objetivo que todos queríamos.

¿Cómo comenzaste a jugar al softbol?

Arranqué con fútbol en el club Don Bosco, que queda a tres cuadras de casa. Tenía 8 o 9 años. Pero después me quedé con el softbol, por suerte. Paraná es una ciudad importante para ese deporte. Tiene la mejor liga de Argentina. Eso te da mucho roce. A medida que jugamos torneos me fue gustando más. Viajábamos mucho… y estaba el grupo, los amigos.

¿Qué representa para vos el club Don Bosco?

Es un amor incondicional. No tiene otra explicación. Es el club donde uno nace, y realmente no me cambiaría de club ni me iría a otro lado por ninguna circunstancia. Además somos los últimos campeones del torneo argentino y también de la liga local. Se podría decir que hoy en día se considera el mejor club del país en softbol.

¿Qué valores son necesarios para poder llegar a estos logros?

Lo principal es dedicarte, ser constante, para poder llegar a cierto rendimiento. No podés ser haragán. Tenés que hacerlo con el corazón. Que te guste. Dejás de lado la familia, la novia, por mucho tiempo. También los estudios.

Y los valores que me enseñaron los salesianos son muy importantes. Gracias a Dios tuve la oportunidad de cruzarme con buena gente, con buenas personas, que me supieron guiar.

 

Por Santiago Valdemoros. Colaboró: Juan Pablo Vallejos

BOLETIN SALESIANO – AGOSTO 2019

Noticias Relacionadas

No la dejemos afuera

Liturgia. Los jóvenes que participan de la vida de la Iglesia piden celebraciones vivas y bellas.

Una vida en Malvinas

La hermana María Ussher, Hija de María Auxiliadora “Stanley , miércoles 3 de junio de...

El ambiente se defiende

Don Bosco Green Alliance: una iniciativa mundial salesiana de la que todos podemos ser...

En memoria suya

A 500 años de la primera misa en territorio argentino   Jerusalén. Proximidades del año treinta...