Un mundo con oportunidades

Compartir

La posibilidad de formarse le permite a las personas mejorar sus perspectivas de trabajo, enriquecer su proyecto de vida y ayudar a transformar la realidad que las circunda.

procura_mar2020_grande (Copy)

 

S_SDG_PRINT-04 (Copy)

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son una iniciativa de las Naciones Unidas para el año 2030 que busca comprometer a los Estados, las empresas y la sociedad civil de todos los países para lograr un mundo más justo, próspero, pacífico y respetuoso del medioambiente.

 

 

1. Hoy por hoy

El acceso a la educación de calidad no está garantizado para todos: según datos de Naciones Unidas, más de 265 millones de niños y niñas en el mundo, el 22% en edad de asistir a la escuela primaria, no están escolarizados.

En Argentina la situación es más estable que en otros países, aunque aún hay problemáticas recurrentes. Si bien en el nivel primario la cobertura es de casi el 100%, el Observatorio Argentino por la Educación informa que en el secundario 1 de cada 10 jóvenes están excluidos del sistema, además de que existe una tasa de deserción del 55 a 60% en escuelas públicas y 20% en privadas, según datos del Ministerio de Educación.

El sistema educativo argentino tampoco contribuye a evitar la reproducción de la pobreza y la desigualdad, ya que el nivel de conocimientos alcanzado por los alumnos, muchas veces, depende esencialmente de la condición socioeconómica de sus padres.

Aún está pendiente garantizar de manera completa la educación como derecho inalienable, que como tal debe ser universal, equitativa y de calidad.

 

2. Haciendo por los jóvenes

Desde el inicio, la inclusión educativa de niños, niñas y jóvenes pobres y en situación de vulnerabilidad fue un pilar del sistema preventivo de Don Bosco.

El cumplimiento de los ODS depende de los Estados, la sociedad, el sector privado y también de las organizaciones civiles. Por eso, Don Bosco asume esta responsabilidad en los 132 países en los que está presente, promoviendo la inclusión y la promoción de chicos, chicas y jóvenes a través de acciones socioeducativas, tanto en el plano formal como no formal.

En Argentina el compromiso por un mejor futuro para los jóvenes se comparte en las 131 casas distribuidas en 22 provincias. A través de escuelas, centros de formación profesional, oratorios, grupos juveniles y otras propuestas, la acción de Don Bosco a favor de los más necesitados es una realidad.

 

3. En todo el país: Córdoba

La casa salesiana San Antonio de Padua, ubicada en la ciudad de Córdoba, es una de las presencias de Don Bosco en las cuales se brinda educación formal y no formal a niños, jóvenes y adultos, la mayoría de los cuales viven en contextos de gran vulnerabilidad social y económica.

Más de 1600 personas participan de las propuestas de esta casa, algunas de carácter formal —educación inicial, primaria y secundaria, secundario para adultos y centro de formación profesional— y otras no formales, como talleres, circo social y apoyo escolar.

Estas acciones permiten acompañar de manera integral a chicos y jóvenes, brindándoles la posibilidad de formarse y desarrollarse. De esta manera adquieren las herramientas para consolidar un proyecto de vida personal que también los invite a mejorar la situación de su comunidad.

 

Estamos a 10 años del 2030, momento para el cual cumplir los ODS.
Para que así sea, debemos actuar ahora.
Vos podés ser parte de esta causa por una Argentina más justa, sostenible y en paz:

www.porlosjovenes.org

 

logo_porlosjovenes

Noticias Relacionadas

Educar para la sustentabilidad

Medioambiente. "Tenemos una deuda intergeneracional con los más jóvenes", dice Carla Sabbatini, de la Universidad de San Andrés.

El sol siempre sale

Nota de tapa. Desde la obra de Don Bosco se abren oportunidades de educación y trabajo a partir del desarrollo de las energías renovables.

“Pensar la vuelta, pensar de vuelta”

Nuevo libro del salesiano Ariel Fresia. Límites y posibilidades de la escuela frente al cambio, en el contexto de la pandemia.

Nadie es huérfano en esta tierra

Plegarias, de Nicki Nicole. En la cultura del descarte, donde el otro parece indiferente, Nicki Nicole canta: “Buscáme”. ¿No debería ser esa nuestra respuesta?