Jóvenes por una sociedad más inclusiva y democrática

Compartir

Son más de cien los jóvenes que trabajan regularmente en la sede salteña de la OAJNU (Organización Argentina de Jóvenes para las Naciones Unidas), donde a través de diferentes proyectos buscan darle voz a los jóvenes y sobre todo ampliar sus horizontes de participación. “Los jóvenes tiene voz y también tienen ganas de participan activamente por una sociedad más democrática e inclusiva”, expresan desde este espacio. Allí se trabaja en diferentes proyectos que buscan siempre convocar a jóvenes para que sean ellos quienes los lleven adelante.
Entre quienes las funciones de coordinar y organizar la tarea se encuentra Mauricio Urquiza, director ejecutivo, Sebastian Eterovic, secretario de promoción e Imanol Agüero, secretario de administración y finanzas, ellos tres junto al centenar de chicos y chicas que se encuentran actualmente participando buscan implementar este año una serie de proyectos que están destinados principalmente a las ciudades y pueblos del interior salteño.
«Nuestro objetivo es colaborar en una sociedad cada vez más inclusiva, democrática y promotora de derechos. Todos nuestros proyectos van ese sentido y tienen que ver con que todas las voces sean escuchadas», explicó Sebastián Eterovic. «OAJNU trabaja con jóvenes, empoderándolos. Eso significa que todos tenemos capacidades internas que muchas veces no nos damos cuenta que tenemos. Lo que tratamos de hacer, a partir de diferentes proyectos, es que la gente que participa de ellos identifique esas capacidades y, a partir de allí, sean mejores ciudadanos. No solo para aquellos que en un futuro quieren participar activamente de la política, sino para todos», agregó. Mauricio Urquiza, aclaró: “las actividades tienen que ver con diferentes ámbitos y no solo con una cuestión partidista, aunque sí con políticas sociales”.

Algunos de los proyectos

En los últimos meses ya se planificaron más de diez proyectos y desde el espacio se han propuesto llevarlos a cabo no solo en capital sino también en el interior de la provincia. Desde el año pasado se empezó a trabajar en Cachi, Güemes y en unas 14 localidades más del interior, pero se busca llegar a otras. También quieren trabajar con chicos menores a 16 años y expandir aún más su público.
El modelo de Naciones Unidas es uno de los proyectos más importantes y grandes de OAJNU. Es un simulacro de chicos que toman el rol de diplomáticos, representando a diferentes países. Lo que se propone es desarrollar las capacidades de tolerancia, oratoria, trabajo en equipo y negociación, entre otras. Otro de los proyectos es Ciudadanía en jóvenes, a través del cual los voluntarios de OAJNU capacitan a otros jóvenes sobre cómo hacer sus propios proyectos visualizando situaciones que les interesan.
«Tenemos la idea de que los jóvenes quieren participar, pero que muchas veces no tienen los espacios, lo que intentamos justamente es de ampliar y de acercar esos espacios de participación», concluyó Urquiza.

 

Fuente: www.eltribuno.com

Noticias Relacionadas

Trabajo para todos, menos para la niñez

Don Bosco en el mundo. En América, más de 8 millones de niñas, niños y adolescentes se encuentran en situación de trabajo infantil. ¿Qué está haciendo la Familia Salesiana?

¿Ya fue?

¿Ya fue? Salir de la pandemia y acompañar a los hijos adolescentes en el proceso.

Con los ojos al cielo

El mensaje de Don Ángel. ¿Qué creés que haría Don Bosco en una pandemia mundial? Te contamos nuestra teoría.

¿Ya no “da” ser católico?

Jóvenes y diversidad religiosa. Cuanto más pluralista es una sociedad, más difícil es asumir con convicción y vivir con coherencia una identidad religiosa concreta.