Encontraron el cuerpo de Luciano Arruga

Compartir

El joven estaba desaparecido desde hace cinco años. Había sido visto por última vez el 31 de enero de 2009 y desde entonces su familia lo buscaba. En las últimas horas y a partir de un habeas corpus presentado por su familia se descubrió que su cuerpo había sido enterrado en el cementerio de la Chacarita como NN.

Luciano Arruga tenía 16 años cuando salió de su casa de Lomas del Mirador, partido de La Matanza, cerca de las 21 hs del 31 de enero de 2009. Nunca regresó. Desde entonces su familia comenzó una lucha incansable para hallarlo y para lograr justicia. Ellos denuncian que Luciano fue asesinado por la policía por haberse negado a robar para ellos.

Vanesa Orieta, hermana del joven desaparecido, contó que a Luciano le habían ofrecido armas, autos y dejarle liberadas algunas zonas para que cometiera robos bajo «protección» policial. Como el joven se negó, comenzaron a detenerlo sistemáticamente. Lo golpeaban, lo llevaban a la comisaría y lo amenazaban diciéndole que iba a aparecer en un zanjón.

De acuerdo a la información preliminar, el joven habría muerto el mismo día de su desaparición, en un accidente de tránsito sobre la General Paz. En este sentido representantes del CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales) expresaron en conferencia de prensa que «no puede ser que una persona se evapore, desaparezca de esa manera. Una persona que ha sido buscada desde el primer momento por su familia». Además agregaron: «Las investigaciones deberían haber resuelto el hecho mucho antes; aquí hay un componente de discriminación y de violencia institucional contra los varones jóvenes de los barrios pobres».

Por la desaparición de Arruga fueron apuntados ocho policías, que fueron desplazados finalmente en 2013, aunque no fueron procesados. La causa judicial fue caratulada durante tres años como «averiguación de paradero», hasta que en 2013 cambió a «desaparición forzada».

Noticias Relacionadas

Ikigai: el camino de la vocación

¿Cómo elegir en un mundo tan cambiante? IKIGAI: el cuento que invita a reflexionar en nuestra vocación.

Dejar de patear para afuera

El poder de la música . La canción de Lisandro Aristimuño y Wos que denuncia los problemas sociales.

Cuando ir a la escuela es un golazo

Gabriel Calderón, exalumno de Rawson, Chubut. El jugador de la Copa Mundial de Fútbol 1982 y 1990, compartió su experiencia en el patio de Don Bosco que lo acompañó toda su vida.

A la vista de todos

Educación sexual. La comunicación con los jóvenes como base fundamental.