Tesoros de la Creación, en un museo salesiano

Compartir

El Museo de Ciencias Naturales “Antonio Scasso” conserva reliquias de la naturaleza y promueve la educación ambiental desde el corazón de San Nicolás de los Arroyos

* Con la colaboración de la Oficina de Planificación y Desarrollo y el Equipo de Comunicación Social de Argentina Norte.

Un museo fundado por un salesiano recoge la riqueza y diversidad biológica del litoral argentino. La importancia de mirar al pasado para construir futuro viene desde el corazón de la primera obra de Don Bosco en América.

Los primeros misioneros salesianos desembarcaron en Argentina el 14 de diciembre de 1875 y de la mano del padre José Fagnano se instalaron en San Nicolás de los Arroyos, al norte de la provincia de Buenos Aires. Allí fundaron el primer colegio salesiano. Años más tarde, el sacerdote Antonio Scasso, maestro y director del Colegio, comenzó a reunir piezas históricas y de interés cultural. En 1941 organizó la primera exposición abierta, dando inicio al actual Museo Regional de Ciencias Naturales Antonio Scasso.

En sus comienzos, el Museo poseía colecciones de diversa índole, desde monedas, armas y uniformes militares hasta animales embalsamados, piezas fósiles y organismos marinos, producto de las acciones de recuperación emprendidas por el padre Scasso y sus alumnos. 

Con los años, el Museo fue incorporando la riqueza natural y ambiental de la región en la cual se ubica, que incluye la gran llanura pampeana, el Delta del río Paraná y las barrancas que lo bordean. Hoy en día, la mayoría de las piezas que lo conforman corresponden a muestras de la biodiversidad regional actual y pasada —restos fósiles— y material arqueológico regional.

Las exposiciones integran la historia del museo con la historia de esta primera casa salesiana, poniendo en valor a los misioneros quienes, junto a su acción evangelizadora, contribuyeron al conocimiento de la naturaleza y los grupos humanos en el sur del país.

A su vez, el equipo del Museo se encuentra comprometido e involucrado con el cuidado de la Casa Común, llevando adelante actividades de sensibilización e investigación con diversos actores de la comunidad regional para la conservación y puesta en valor de los ambientes de la región.

Las propuestas educativas invitan a niñas, niños y adolescentes a conocer y valorar los frutos de la Creación, para convertirse en agentes de cambio, promotores ambientales que se sumen a la lucha por la preservación y el bien de nuestro planeta. Así, estudiantes del colegio Don Bosco observan y participan activamente en huertas agroecológicas, campañas de recolección de tapitas, charlas de concientización y el acompañamiento desde el Movimiento Juvenil Salesiano a sectores vulnerables, integrando la cultura del cuidado que trasciende lo ecológico y se mezcla con lo social. 

Todos somos parte fundamental de la Creación y tenemos obligaciones con nuestra Casa Común.


Para conocer más sobre el Museo: https://museoscasso.com.ar/


BOLETIN SALESIANO DE ARGENTINA – AGOSTO 2021

Noticias Relacionadas

“Todo por amor”

A cuatrocientos años de su muerte, en 2022 recordamos y aprendemos de la figura...

“¡Acá se prenden en todas!”

Resistencia, Chaco. Una nutrida comunidad de educadores anima una presencia salesiana que busca estar cerca de los que quedaron lejos.

En la misma sintonía

Al cuidado de la Casa Común. Quince inspectorías salesianas de América se unen para mejorar el compromiso ambiental de sus obras.

La fuerza del amor

Aguinaldo 2022. ¿Querés conoces más a Don Bosco? Entonces tenés que conocer a San Francisco de Sales.