Dejar de patear para afuera

Compartir

Comen

Comen Dios. Comen barro.
Comen piel. Comen otra vez.

Comen paz. Comen rasgos.
Comen hijos. Comen otra vez.

Yo las ví, aunque no se muestren yo las ví,
juegan al invisible, pero están ahí.
Bestias omnipotentes devorando en frenesí,
comiendo mucho más de lo que pueden digerir

Yo las vi, andan por ahí
con nuestra sangre en sus manos
y su cara de “yo no fui”
llevándote a prisiones donde no podés sentir
para que cuando te abran la puerta
tengas miedo de salir.

Tan vestidas y educadas siempre saben qué decir
logrando que te pierdas para que las quieras oír.
Disfrazan realidad con sus promesas fantasmas
con pláticas vacías pueden comprar tu calma.
O vender tu alma, prefieren un cuerpo ciego
al que manejar y contentar con caramelos

Las bestias van por ahí
tan distintas a mí, son tan iguales a mí…

(fragmento)

Artista: Lisandro Aristimuño (ft. Wos) Álbum: Criptograma (2020)

Por Diego Coronel
dcoronel@donbosco.org.ar

Comen es una de las canciones que más se destaca del álbum de Lisandro Aristimuño, Criptograma, sumando, en esta oportunidad, la frescura y la potencia del rapero y freestyler Wos.

“Yo las ví, aunque no se muestren yo las ví… Juegan al invisible, pero están ahí… Bestias omnipotentes devorando en frenesí… Comiendo mucho más de lo que pueden digerir”.

En ella el autor denuncia el poder y la desigualdad del sistema en el que vivimos. “Cuando la hice, en una parte me imaginé a alguien manifestando con un megáfono”, dijo Lisandro. Y es precisamente la participación de Wos lo que termina de situarnos en este escenario que grita la injusticia que ha provocado un sistema de poder que replica desigualdad y sometimiento.

Con un ritmo frenético, sonidos oscuros y una letra densa, nos vamos sumergiendo en esta canción de rostros sin definir, ocultos, sin saber bien de donde viene el peligro. ¿Quiénes son los malos de esta película? ¿De quienes hay que protegerse?

“Las bestias van por ahí… Tan distintas a mí, son tan iguales a mí”.

Quizás este sistema que nos rodea, no es otra cosa que lo que hacemos día a día y de alguna manera también se alimenta de nuestras acciones. Cuando no hacemos nada para evitar todo lo que deshumaniza, también somos parte del problema.

“Los gritos que apagan van a retumbar más fuerte… Creando caminos, siguiendo latidos”.

La canción también nos habla de resistencias, de aquello que vale la pena resguardar y cuidar. La pregunta que nos interpela quizás sea: ¿cómo sacarnos las caretas frente a lo que nos pasa y frente a lo que le pasa al otro?

“Y en su banquete de soledad podrida… De dignidad corrompida… Nos hablan sobre tierras prometidas. Y para llegar hay que sacrificar lo bueno en esta vida”.

Los jóvenes que caminan nuestros patios y escuelas, nuestras calles y plazas, nos van regalando algunas voces que valen la dicha escuchar, y también nos exigen de muchas otras maneras, dejar de patear la pelota para afuera.

BOLETÍN SALESIANO DE ARGENTINA – NOVIEMBRE 2022

Noticias Relacionadas

Asociaciones lícitas

Charla TED. Una invitación a salir al encuentro, atravesar muros y hacer visible lo invisible.

Una carta también para vos

Largometraje documental. The Letter: Laudato Si Film (2022) invita a reflexionar sobre el cuidado del medio ambiente y la solidaridad entre personas de diferentes pueblos y religiones.

A la vista de todos

Educación sexual. La comunicación con los jóvenes como base fundamental.

Siempre es hoy

Tiempo de florecer. El regalo mas importante de Dios es nuestro regalo.