Don Bosco y sus lugares: ¿y los tuyos?

Compartir

Los lugares que transitamos nos van dejando huella.

Te proponemos repasar la vida y la espiritualidad de Don Bosco a través de un recorrido por los distintos lugares que marcaron su historia. ¿Dónde quedan? ¿Cómo estarán hoy? ¿Qué tienen para decirnos?

Te invitamos a que puedas “recorrer” todos estos lugares tan importantes y ver cómo se encuentran en la actualidad.

Haciendo «click» en cada lugar del mapa podés acceder a la ubicación precisa y a más información sobre algunos de los lugares de la historia de Don Bosco, junto con una propuesta de reflexión.

1. Annecy

Aquí comienza el recorrido por la vida de Don Bosco… ¡incluso varios años antes de que él naciera! En Annecy vivió gran parte de su vida San Francisco de Sales.

Francisco fue inspiración, modelo y guía para Don Bosco en su misión con los jóvenes.

Todos tenemos a alguien que nos inspira. A vos, ¿quién te sirve de inspiración? ¿Quiénes son tus  ejemplos a imitar?

2. Capriglio

Pueblo natal de Margarita Occhiena, “Mamá Margarita”, quien supo estar siempre al servicio de su hijo Juan. De la mano de su mamá, Juan aprendió a caminar por la vida: Margarita le enseñó la dignidad que da el trabajo, el valor de la sencillez y del sacrificio. Y le regaló el tesoro de la fe.

Es una buena ocasión para agradecer por la vida y el servicio de tantas mamás. 

Te invitamos a que puedas acercarte a esa persona que te cuidó maternalmente y agradecerle cada uno de los gestos concretos que tuvo con vos. 

3. I’Becchi

Un pequeño caserío rural como tantos otros del Piamonte, donde los inviernos son crudos y el trabajo arduo. Allí, en una muy humilde casita, nació Don Bosco… y junto con él, también nacimos nosotros.

De ese lugar pequeño y sencillo que nos recuerda al calor del hogar y al clima de familia, nació la grandeza de su obra.

¿Con quiénes sentimos que “estamos en casa”? ¿Qué aromas, qué rituales, que actividades nos remiten al calor del hogar?

04. Chieri

En esta pequeña ciudad a la que llega a sus 16 años, Don Bosco comienza su discernimiento vocacional y se pregunta fuertemente por su futuro. Al mismo tiempo, trabaja y estudia para hacerlo realidad.

No importa la edad que tengamos, siempre puede haber sueños. ¿Cuáles son hoy tus sueños? ¿Qué pasos podemos dar para ello?

5. Morialdo

Aquí vivió por diez años Domingo Savio, uno de los jóvenes más significativos del Oratorio. Algunos años después de su muerte Don Bosco escribe su biografía, proponiéndolo como modelo de santidad para otros jóvenes.

Buscá tres artículos periodísticos de la última semana que tengan a algún joven o grupo de jóvenes como protagonistas. ¿Qué dicen sobre ellos? Vos, tu grupo, ¿qué características positivas pueden encontrar en los jóvenes de hoy en día? 

6. Mornese

Tierra natal de María Mazzarello, cofundadora de las Hijas de María Auxiliadora. Al igual que Don Bosco, ella también soñaba con un futuro diferente para las jóvenes de aquella época. Les alcanzó con compartir algunos encuentros para darse cuenta que, como dos buenos amigos, “estaban en la misma sintonía”.

Te invitamos a nombrar y poner en oración a tus amigos y amigas, especialmente aquellos con los que compartís sueños y proyectos.

7. Turín

Es la ciudad donde Don Bosco pasó la mayor parte de su vida. Recorrió sus calles, visitó sus cárceles y fábricas, hizo crecer el Oratorio y, sobre todo, se encontró con cientos de jóvenes a los que acompañó y para quienes trabajó. Es su lugar de “todos los días”,  donde creció su santidad.

Tomá papel y algo para escribir. Te invitamos a que realices un mapa con todos los lugares que frecuentás en tu día a día, qué hacés y con quiénes te encontrás en esos sitios. ¿De qué manera sos “salesiano” o “salesiana” en cada uno de ellos?

8. Génova 

Desde el puerto de esta ciudad, el impulso de Don Bosco por llegar a todos los jóvenes del mundo cruzó los mares y llegó a nuestra tierra, de la mano de los primeros misioneros salesianos.

Hoy ¿a quiénes nos gustaría llevar el mensaje de Jesús? ¿Por qué? ¿Qué acciones concretas podemos pensar para hacerlo?

9. Roma

Desde esta ciudad Don Bosco escribe la conocida Carta de 1884, un poema educativo para los salesianos de todos los siglos: “No basta amar”. Y también aquí, hacia el final de su vida, mientras celebraba misa en la Basílica del Sagrado Corazón que él mismo había construído, Don Bosco se emociona varias veces y frente al cuadro de María Auxiliadora termina de comprender el sueño de los 9 años: ve realizada su obra y su misión.

Te damos gracias Señor por habernos regalado a Don Bosco: su vida transformó la nuestra. 

Te pedimos que nos ayudes a ser continuadores de su obra, para que también muchos otros jóvenes conozcan a Jesús.

Colaboró en esta sección: Luis Timossi, sdb

BOLETIN SALESIANO DE ARGENTINA – JULIO 2022

Noticias Relacionadas

Recuperar la palabra

Nuevo libro de Ediciones Don Bosco Argentina. El trabajo de los primeros misioneros salesianos en la Patagonia, aporte fundamental para recuperar las lenguas de los pueblos originarios.

Don Zatti, creyente

Camino a la santidad. Respuesta de fe para sobrellevar las dificultades, orientar la vocación y disfrutar la vida.

Senderos nuevos para sueños nuevos

5 de agosto: 150 años de las Hijas de María Auxiliadora. María Mazzarello y el comienzo de una misión para las jóvenes más pobres del mundo.

Miradas del pasado

Memorias de la Candelaria. Un recorrido de fotografías y testimonios por la historia de la misión salesiana de Tierra del Fuego y sus protagonistas.