¿Intoxicados?

Compartir

Nueve pasos para la desintoxicación digital.

Por Zaida Navarrete 

Boletín Salesiano de Centroamérica

Un par de semanas atrás tuve un problema  de salud que me obligó a estar “fuera de servicio” por una semana. En esos días no tuve acceso al celular, a la televisión, ni a nada que me pusiera en contacto con el mundo digital.
El primer día no lo noté, me sentía muy mal y descansar era necesario. Pero a partir del tercer día no sabía cómo lidiar con el tiempo, sentía el día muy lento, estaba sola con mis pensamientos. 

Fue en el cuarto día cuando comencé a disfrutar ese alejamiento digital. Ordené mis ideas, hice planes y mi salud estaba mejorando. Para el séptimo día mi salud estaba en óptimas condiciones y pude volver a mis tareas habituales.

Me dio un poco de tristeza dejar aquel remanso de paz: encender el celular fue una locura de mensajes y correos. Realmente tenemos la mente saturada de mensajes, información, cosas por hacer. El mundo digital nos absorbe día a día. Cada vez sentimos que tenemos menos tiempo porque hemos colocado el ritmo digital a todo.

La tecnoadicción es el uso compulsivo que sienten algunas personas de estar conectados todo el tiempo en redes sociales, juegos, música, videos. No conciben vivir una experiencia sin tener que documentarla con fotos y estados. En este ir y venir existe un agotamiento mental real de este estilo de vida.

Si sentís cansancio mental, deseos de no ver más tu celular, si ves videos hasta que te duela la cabeza, quizá necesites un tiempo sin tu celular.

Algunos pasos para el “retiro digital”

1. Lo primero que debés plantearte es qué tan adicto te volviste a tu celular. Respondé honestamente estas dos preguntas: ¿siempre tenés tu celular sobre la mesa cuando comes, incluso si es una comida familiar? ¿Tenés la necesidad de contestar el celular cuando estás teniendo una conversación cara a cara con una amistad importante?

2. Elegí un fin de semana o un par de días que consideres libres. Configurá respuestas automáticas explicando que estarás desconectado un par de días para que nadie se preocupe.

3. Apagá todos tus aparatos: celulares, tablet, incluso la televisión. Dejalos fuera de tu vista, o dáselos a alguien de tu confianza para que te los guarde.

4. Dedica esos días a cosas que habitualmente no haces: leé un buen libro, salí a caminar, realiza un deporte, tené una charla con un buen amigo o familiar.

5. Ordená tu horario, sé exacto en tus comidas y en tu hora de dormir.

6. Pensá cuánto te está afectando estar desconectado y tomá decisiones respecto a tu vida digital cuando regreses de esos días de desintoxicación.

7. Poné un horario de uso de tus redes. Aunque estés despierto, no contestes mensajes o correos electrónicos en las noches.

8. Cuando vuelvas a tu vida digital, no cuentes tu experiencia en redes sociales. Deja esos días de calma solo para vos.

9. Repetí la desconexión cuantas veces creas necesario.

BOLETÍN SALESIANO DE ARGENTINA – FEBRERO 2024

Noticias Relacionadas

La Inteligencia Artificial desde una perspectiva salesiana

Inteligencia Artificial. Se creó la Comisión Salesiana Internacional para la Inteligencia Artificial.

Fin de ciclo

Adolescentes. Los rituales juveniles que celebran el cierre del secundario.

Un artículo para recordar

Actualidad. ¿Se puede vivir sin memoria?

Vivos y directos

Jóvenes y consumos culturales. El streaming y las nuevas formas de informar y entretener.