Nunca dejamos de ser parte de Don Bosco

Compartir

Las casas salesianas son especiales. Son ambientes donde la risa, la alegría, la amistad, la escucha sincera y las palabras de apoyo están presentes en cada rincón. Las casas salesianas son especiales porque las personas que las integran lo son

Una casa, cualquiera, la que elijamos, no sería lo mismo sin la “promoción” del ‘63, del ‘96, del 2004 ni la de cualquier otro año. Tampoco sería igual sin los jóvenes que pueblan año a año su patio, capilla, aulas, talleres, sala de maestros, cafetería y el resto de los espacios. 

Quienes pasamos por una casa salesiana dejamos huellas imborrables en ella y somos parte de su identidad, al mismo que la Casa imprime huellas en nosotros. Huellas de esa experiencia transitada y compartida con otros que se inscriben en nuestras vidas.

Somos miles de personas en todo el país las que estamos unidas por “algo” que late en nuestro corazón. “Algo” que logra, por ejemplo, que los cuatro mil kilómetros que separan Ushuaia de Salta se disuelvan en un instante. Ese “algo” es el haber sido parte de una casa salesiana.

Con motivo de resignificar este vínculo que nos une a través de un mismo carisma, Por los Jóvenes – Don Bosco, el Boletín Salesiano y la Federación de Exalumnos de Argentina invitan a todos los exalumnos y exalumnas a sumarse a la comunidad #SomosDeDonBosco

Desde junio ya se unieron más de 400 personas, lo cual es signo de que Don Bosco sigue presente en el corazón de muchos jóvenes y adultos.

En este mes de agosto en que celebramos al Padre, Maestro y Amigo de la Juventud, una linda manera de mantenerlo presente es reviviendo y agradeciendo cómo transformó nuestras vidas. Si Don Bosco se quedó en nosotros para siempre, quedémonos nosotros también con él.

¡Sé parte de la comunidad de exalumnos y exalumnas #SomosDeDonBosco! 

Casa, patio, escuela, Iglesia…

Las casas salesianas dejan una huella en quienes fueron parte, una marca que es única. Como casa, patio, escuela e Iglesia, a cada uno de nosotros nos provocan muchos sentimientos y emociones que evocan lo vivido. 

Las anécdotas con amigos y amigas, las salidas con el curso, los exámenes, las misas, los deportes compartidos, las misiones, los campamentos, las horas de taller: las maneras de sentirse parte en una casa son muchas, pero el carisma y los valores son siempre los mismos.

“Me encanta generar un vínculo. Muchísimas gracias”

“¡Me siento orgullosa de ser exalumna de Don Bosco!”

Más de 400 exalumnos y exalumnas ya se inscribieron en el formulario. Y si los números hablan, las palabras también.

¡Gracias por los comentarios que compartieron!

“Excelente idea. Nunca dejás de ser parte de Don Bosco”

“Siempre volvés al patio”

Los valores de Don Bosco siempre presentes 

En este contexto de emergencia por el COVID-19, los exalumnos y exalumnas podemos también ser protagonistas de la solidaridad con los más vulnerables. Es el caso de Daniel en Corrientes,  de Santiago en Buenos Aires o de Gabriela en Río Gallegos: tres ejemplos que se replican en el país entero.

Muchos hogares están en situación de emergencia y nos necesitan más que nunca. 

BOLETIN SALESIANO – AGOSTO 2020

Nunca dejamos de ser parte de Don Bosco

Compartir

Las casas salesianas son especiales. Son ambientes donde la risa, la alegría, la amistad, la escucha sincera y las palabras de apoyo están presentes en cada rincón. Las casas salesianas son especiales porque las personas que las integran lo son

Una casa, cualquiera, la que elijamos, no sería lo mismo sin la “promoción” del ‘63, del ‘96, del 2004 ni la de cualquier otro año. Tampoco sería igual sin los jóvenes que pueblan año a año su patio, capilla, aulas, talleres, sala de maestros, cafetería y el resto de los espacios. 

Quienes pasamos por una casa salesiana dejamos huellas imborrables en ella y somos parte de su identidad, al mismo que la Casa imprime huellas en nosotros. Huellas de esa experiencia transitada y compartida con otros que se inscriben en nuestras vidas.

Somos miles de personas en todo el país las que estamos unidas por “algo” que late en nuestro corazón. “Algo” que logra, por ejemplo, que los cuatro mil kilómetros que separan Ushuaia de Salta se disuelvan en un instante. Ese “algo” es el haber sido parte de una casa salesiana.

Con motivo de resignificar este vínculo que nos une a través de un mismo carisma, Por los Jóvenes – Don Bosco, el Boletín Salesiano y la Federación de Exalumnos de Argentina invitan a todos los exalumnos y exalumnas a sumarse a la comunidad #SomosDeDonBosco

Desde junio ya se unieron más de 400 personas, lo cual es signo de que Don Bosco sigue presente en el corazón de muchos jóvenes y adultos.

En este mes de agosto en que celebramos al Padre, Maestro y Amigo de la Juventud, una linda manera de mantenerlo presente es reviviendo y agradeciendo cómo transformó nuestras vidas. Si Don Bosco se quedó en nosotros para siempre, quedémonos nosotros también con él.

¡Sé parte de la comunidad de exalumnos y exalumnas #SomosDeDonBosco! 

Casa, patio, escuela, Iglesia…

Las casas salesianas dejan una huella en quienes fueron parte, una marca que es única. Como casa, patio, escuela e Iglesia, a cada uno de nosotros nos provocan muchos sentimientos y emociones que evocan lo vivido. 

Las anécdotas con amigos y amigas, las salidas con el curso, los exámenes, las misas, los deportes compartidos, las misiones, los campamentos, las horas de taller: las maneras de sentirse parte en una casa son muchas, pero el carisma y los valores son siempre los mismos.

“Me encanta generar un vínculo. Muchísimas gracias”

“¡Me siento orgullosa de ser exalumna de Don Bosco!”

Más de 400 exalumnos y exalumnas ya se inscribieron en el formulario. Y si los números hablan, las palabras también.

¡Gracias por los comentarios que compartieron!

“Excelente idea. Nunca dejás de ser parte de Don Bosco”

“Siempre volvés al patio”

Los valores de Don Bosco siempre presentes 

En este contexto de emergencia por el COVID-19, los exalumnos y exalumnas podemos también ser protagonistas de la solidaridad con los más vulnerables. Es el caso de Daniel en Corrientes,  de Santiago en Buenos Aires o de Gabriela en Río Gallegos: tres ejemplos que se replican en el país entero.

Muchos hogares están en situación de emergencia y nos necesitan más que nunca. 

BOLETIN SALESIANO – AGOSTO 2020

Noticias Relacionadas

El sol siempre sale

Nota de tapa. Desde la obra de Don Bosco se abren oportunidades de educación y trabajo a partir del desarrollo de las energías renovables.

“Pensar la vuelta, pensar de vuelta”

Nuevo libro del salesiano Ariel Fresia. Límites y posibilidades de la escuela frente al cambio, en el contexto de la pandemia.

Lo urgente y lo importante

Elecciones 2021. Trabajo, protección social, medioambiente, salud, educación: las elecciones legislativas, una oportunidad para debatir algunos de los “grandes temas”.

“Septiembre siempre llega”

Los irrecuperables, disponible en Vimeo. El 16 de septiembre es el Día de los Derechos de los Estudiantes Secundarios: hacer memoria sobre nuestro pasado reciente.