Siempre hay algo más

Compartir

After Life (2019)
Temporada 01
Disponible en Netflix (+16 años)

Por Federico Alustiza y Zamira Montaldi
zmontaldi@yahoo.com.ar

“Y por más dolor que sienta vale la pena quedarse para que hacer que mi pequeño lugar en el mundo sea un espacio un poco mejor.  La sociedad crece bien cuando las personas plantan árboles cuya sombra nunca disfrutarán. La gente buena hace cosas por otras personas. Eso es lo importante”.

After Life es una serie inglesa producida por Netflix y altamente recomendable. En su primera temporada consta de seis capítulos en donde ninguno excede los treinta minutos y, a pesar de eso —o por eso— deja mucho para pensar y reflexionar. Incluso aunque la risa que genera se deba más al dolor que al típico humor inglés.

El diálogo con el que arranca este artículo muestra el descubrimiento que hace Tony, el protagonista, luego del duelo por la muerte de su esposa. Para llegar a esta conclusión, transitó una disyuntiva existencial: ¿vale la pena la vida si la persona a quién más se ama ya no está? 

El protagonista tenía un solo impedimento para no quitarse la vida: alimentar a su perro. Pero este motivo parecía insuficiente, entonces encontró otra razón más a su existencia: ir por la vida diciendo y haciendo todo lo que quería sin importarle que pudiese sentir el otro; una militancia perfecta para castigar al mundo por su dolor. 

Y aquí reside la mayor tiranía. Tony tiene familia, amigos, vecinos, compañeros de trabajo. Todos quieren ayudarlo y él está en la línea contraria: a todos les hace daño. Sólo así piensa que es posible apaciguar su dolor. Es en este proceso existencial en donde va descubriendo que no es el único que sufre, ni será esa la única ocasión en donde la tristeza lo invadirá: la vida está atravesada por experiencias de sufrimiento extremo y Tony va confirmando que esta condición no la vuelve menos valiosa.

Tony va transitando su duelo. Y como en todo proceso que se vive en seriedad y profundidad, reafirma que vivir no tiene relación con evitar el dolor sino con poder lidiar con lo bueno y malo que en la vida sucede. En definitiva, dando la voz a uno de los protagonistas de la serie, la vida incluye sufrimiento: no hay que ser bobos, seamos felices en el mientras tanto.

Para pensar:

  • ¿Cómo vivimos el dolor personal? ¿Y el dolor de las personas que acompañamos?
  • ¿Con qué recursos contamos para afrontarlo?
  • ¿Qué ambiente creamos para transitar el sufrimiento?

BOLETIN SALESIANO – AGOSTO 2020

Noticias Relacionadas

Aceptar las bendiciones menos esperadas

Turning Red, de Disney Pixar. A los 13 años, Mei Lee trata de ser la hija obediente que su madre quiere y lidiar con el caos propio de la adolescencia. Pero cada vez que se emociona demasiado… pasan cosas.

¿Qué soy para vos?

Plan A, de Paulo Londra. ¿Un diálogo con Jesús a partir de una canción de Paulo Londra? Sí, es lo que propone el autor en esta playlist. ¡Leé y escuchá!

La mirada de las infancias

Noche de fuego (2021) Seleccionada al Oscar, retrata la violencia actual en México a través de la mirada de tres niñas.

Después de todo

Distinto, de Teresa Parodi. Poner esperanza a todo lo que vendrá después de este tiempo que nos ha paralizado; para la artista, la música es ese abrazo que nos ayuda a mantenernos vivos.