Vivir y morir esquivando los tiros

Compartir

Estudiantes y educadores rodean la manzana de la obra salesiana San José, en Rosario, pidiendo justicia para las víctimas de la violencia y paz para la ciudad.

El jueves 21 de abril, a eso de las diez de la noche, David Paredes —40 años, padre de tres hijas— fue a buscar a una de ellas a un cumpleaños a unas cuadras de su casa. Cuando estaban por subirse ambos a la moto para volver, fueron alcanzados por una ráfaga de disparos que terminaron con la vida de David e hirieron a otras dos personas. Su hija pudo refugiarse en la casa de la que había salido.

David trabajaba desde hace quince años como empleado de mantenimiento de la obra salesiana San José, de Rosario. Y su muerte, lamentablemente, se suma a la de Magdalena, abuela asesinada unos días antes en barrio Ludueña, y a la de tantísimas personas que caen a diario bajo las balas con que distintas bandas se disputan territorios de la ciudad.

En 2021, según el Observatorio de Seguridad Pública, fueron 241 los asesinatos en Rosario, con una tasa de homicidios que casi triplica el promedio nacional. Y ya son treinta las escuelas de la ciudad que cuentan con custodia policial, tras recibir amenazas o amanecer barriendo los casquillos de la balacera de la noche anterior. Como sucedió el 28 de marzo en la escuela salesiana “Luisa Mora de Olguín”, donde durante cinco minutos, con los estudiantes tirados en el piso, los delincuentes balearon con ametralladoras todo el frente del edificio.

El lunes 25 de abril, la comunidad de la obra salesiana realizó una multitudinaria misa en San José, de la que participó también el director de la obra salesiana Domingo Savio, que atiende la zona del barrio Ludueña. Pidieron justicia por la muerte de David, de Magdalena y de tantos otros hermanos, y el cese de la violencia en la ciudad. Al finalizar la misa, estudiantes y educadores rodearon en silencio la manzana del colegio, para acompañar el dolor y pedir por la paz.

Por Santiago Valdemoros

BOLETÍN SALESIANO – MAYO 2022

Noticias Relacionadas

Una comunidad, una familia

Saltimbanqui Cuyo 2023. La experiencia de verano que encontró a más de cincuenta jóvenes en la casa salesiana Rodeo del Medio, de la provincia de Mendoza.

Conmovernos y comprometernos

Villa Don Bosco, Tandil. Se realizó la Escuela de Animadores desde el 2 al 8 de enero y contó con la presencia de más de noventa jóvenes.

Ucrania: la guerra sigue, los salesianos también

Ucrania. Un año después de la invasión por parte de Rusia los salesianos continúan acompañando a quienes más lo necesitan.

“Llegué soñando y vuelvo creyendo”

Experiencia de verano. Soñador 2023: la experiencia formativa que reunió a más de cien jóvenes animadores del Noroeste Argentino.